Yo lo haría mejor

Cuantas veces hemos exclamado “Yo lo haría mejor”, o “Yo lo Haría de ésta otra forma”. Es más, sé que conoces a unos cuantos por ahí que utilizan éste tipo de frases casi como un lema.


Recuerdo que una vez un amigo compartió conmigo el siguiente pensamiento que había escuchado “Cuando veas a alguien adelante y tu creas que lo puedes hacer mejor, es por que tu deberías estar allí”, por supuesto es un pensamiento que no comparto, para explicarte el por qué no comparto esta idea, quiero tomar como base la Omnisciencia de Dios, éste es uno de sus tres principales atributos, y para explicarlo de la forma más sencilla, la omnisciencia es “Saberlo Todo”, ahora desde ésta perspectiva, y volviendo al ejemplo ya mencionado ¿Se equivocó Dios en darle el talento o la oportunidad a otro?, si Dios sabía que tu lo harías mejor ¿Por qué no te entregó esa oportunidad o recurso a ti?, seamos sinceros, Dios no se equivoca, nosotros sí y todos los días.


Lamentablemente algunos recurren a un viejo dicho que dice “Dios da pan a quien no tiene dientes” pero como cristianos ¿Podemos a caso refugiarnos en un dicho popular y usarlo en contra de alguien, simplemente para justificar nuestros razonamientos egoístas?


Sinceramente creo que en éstos casos hay a quienes les aflora las obras de la carne, específicamente la envidia, y/o lo otro es que no les gusta aprender de sus pares, y creen que por una experiencia X en la vida, o porque se perfeccionaron en alguna área,  ya se la saben todas, esto también lo podemos llamar falta de humildad.


Antes de finalizar el artículo, quiero agregar un hermoso verso de la Biblia, éste esta en Filipenses 2:3 “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”;


Por último, debemos comprender que de todo, y de todos podemos sacar lindas enseñanzas, hasta de los errores podemos crecer como personas, y así poder llegar a ser mejores.


Espero que tú no tengas como Lema “Yo lo haría mejor”


Autor: Francisco J. Mancilla