Inicio Reflexiones Cristianas ¿Tus ocupaciones te impiden acercarte a Dios?

¿Tus ocupaciones te impiden acercarte a Dios?

demasiado ocupado 336Kenny Luck, fundador de Every Man Ministries dice en este interesante artículo publicado por Charisma News, que a menudo piensa que si el diablo no puede hacer a un hombre hacer lo malo va a hacer que esté ocupado.

Luck se basa en su propia experiencia pues asegura que cuando está ocupado o tiene prisa, es imposible para él tener relaciones de calidad con Dios o con personas. “El diablo lo sabe y es capaz de esconderse detrás de la agenda de cualquier hombre “ocupado” para lograr su objetivo: la destrucción de sus relaciones. Él está muy consciente del hecho de que para que un hombre o mujer puedan realmente conocer a alguien, tienen que aprender a frenar su ritmo para poder estar presentes y conectar. La simple mecánica de las relaciones saludables puede ser fácilmente destruidas a través de compromisos excesivos externos y, la prisa”, dice.




El artículo plantea que el esquema de Satanás pone a los hombres y mujeres jugando la carta de “ocupado” como justificación de la falta de calidad en sus conexiones con Dios y el pueblo. Una vida de trabajo completo y fuerte debe ser una expectativa de los hombres y mujeres y no una racionalización del por qué nuestras relaciones son débiles, sobre todo cuando se trata de tu relación con Dios.




Es una expectativa saludable de los hombres y mujeres ganarse la vida para mantener una familia y asegurar su futuro. Es algo que se toma muy en serio. Pero cuando nuestra lista de “tareas por hacer” eclipsa nuestra lista de “ser” como creyente, esposo (a)  padre, o madre, entonces algo podría estar mal con nuestra fe y entendimiento de quién es Dios y lo que él quiere de nosotros.

No hay mandamiento en la Biblia que dice: “Te sobrecargarás de trabajo porque esto es honorable”. No, Jesús dijo que el mandamiento más importante es dar energía, tiempo y presencia hacia dos conjuntos de relaciones:

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente. ‘Este es el primero y grande mandamiento.

“Y el segundo es semejante:” Amarás a tu prójimo como a ti mismo “(Mateo 22:37-39).

“Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia en todas sus maneras lo reconocen, y él allanará tus sendas” (Proverbios 3:5-6).

Así que, ¿en qué se parece esto a la vida cotidiana de un hombre y mujer modernos?

1. Tengan fe en Dios. Los seres humanos tienen que poner más fe en Dios para proveer y orientar la fe en sí mismos, sus capacidades y horarios. Haz eso y Dios promete proveer para tus necesidades, y te dará una vida abundante.

2. Tener enfoque en Dios. Dios creó a la raza humana para tener una relación con él. Él anhela ser reconocido todo el día, ser buscado y conocido. Cuando nos sobrecargamos, nuestra relación con Dios sufre. Pero si nos centramos en Dios y vivimos de la manera que él quiere, él se compromete a proporcionar el poder y la paz más allá de nuestra comprensión.




“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida ahora está escondida con Cristo en Dios “(Colosenses 3:1-3).

Ahí está su vida y el reino de Dios. Una existe dentro de la otra, pero Satanás quiere que creamos que existe el reino de Dios para encajar en tu reino. Pero buscamos grandes problemas con esa forma de pensar. Ora continuamente: “Venga tu reino, hágase tu voluntad.”

3. Haz tiempo libre con Dios. Cuando nuestros horarios están sobrecargados dejamos poco tiempo para Dios. Intenta volver a pensar tu día y la semana para incluir un “diezmo de tiempo de espera”, que significa dar a Dios su tiempo y atención todos los días. Es como recargar nuestra batería, o llenar el tanque de gasolina o conseguir un cambio de aceite. Si no lo hacemos, nuestro motor se quemará.

De manera que, abre tu Biblia, abre tu corazón y ta mente. Pídele a Dios que hable contigo, entonces escucha.

“Bienaventurado el que no anduvo en consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, Ni en la compañía de los burladores, pero que se complace en la ley del Señor, y medita en su ley día y noche. Esa persona es como un árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae, hagan lo que hagan, prosperará “(Salmo 1:1-3).

Otro simple paso a tomar es para honrar el día de reposo. Dios modeló tomando un día libre en el trabajo, así que debemos hacerlo nosotros. Jesús “se retiró” para estar con Dios. Tiene que haber alguna razón para que el Creador del universo quiera que tomemos un descanso de todo, y nos centramos en nuestras relaciones en el hogar y con él.

“Estad quietos, y sabed que yo soy Dios” (Salmo 46:10).

Tal vez el mejor ejemplo de buena posición, priorización oportuna en la Biblia es la breve historia de la visita de Jesús a la casa de Marta. Lee esto y déjalo marinar en tu mente, y luego evalúa en cuál de las hermanas de la historia te reflejas.

38 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.

39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.

40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.

41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.

42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

” (Lucas 10:38-42).

Jesús está diciendo a todos los hombres y mujeres que pretenden una conexión: Tienen que reducir su ritmo de ocupaciones para conocerme.

Kenny Luck, fundador de Every Man Ministries, pastor de los hombres en la Iglesia Saddleback, y miembro del consejo asesor ChristianMingle. Sigue a Kenny y Every Man Ministries en Facebook, Twitter (@ everyMM) y YouTube.

Para leer el artículo original, visita everymanministries.com.




Artículo anteriorEs imposible que Dios te olvide
Artículo siguientePadres sobreprotectores