Inicio Reflexiones Cristianas Tienda de novias en la línea de fuego por negarse a brindar...

Tienda de novias en la línea de fuego por negarse a brindar servicios a pareja lesbiana

Optimized-traje de noviaUna tienda de novias de Pennsylvania, cuya propietaria es cristiano, se encuentra en la mirilla pública por negarse a programar la compra de un vestido de novia apropiado para una pareja de lesbianas. Según dio a conocer Christian News, una mujer no identificada llamó a WW Bridal Boutique en Bloomsburg recientemente para programar cita con la idea de comprar un vestido apropiado para ella y su pareja lesbiana. Cuando la dueña, Victoria Miller, se negó diciendo que el negocio no podía dar cabida a la solicitud, la mujer usó la plataforma de Facebook para dar a conocer el asunto.

«Desafortunadamente, ella no pudo hacer una cita para nosotras, porque no brindan sus servicios a las parejas del mismo sexo – simplemente no es algo que hacen», dijo la mujer no identificada.  «Sentimos que tenemos que responder ante Dios por lo que hacemos», dijo Miller a los periodistas esta semana. «Y proporcionar a esas dos chicas un vestido para un matrimonio santificado rompería la ley de Dios».

Como se informó anteriormente, los cristianos viven en el mandato en 1 Timoteo 5:22, que dice a los seguidores de Cristo a «ni participes en pecados ajenos; Consérvate puro». Las empresarias como Miller creen que ayudar en una boda del mismo sexo, violaría el mandamiento de las Escrituras de no participar en los pecados de otros, ya que sería una forma de participación.




Después que el asunto fue publicado en línea, los defensores de homosexuales salieron a Yelp, Google, Facebook y otros medios para inundar las páginas con críticas negativas a la boutique de novias.  «Esta empresa está formada por los extremistas religiosos que practican el servicio al cliente lleno de odio», escribió uno. «Victoria Miller es una loca que hierve de odio»,  publicó otro. «Ella se va a quemar en el infierno por sus declaraciones acerca de que Dios odia a los gays. Espero que vaya a la quiebra».

Sin embargo, otros decidieron mostrar su apoyo a Miller y WW Bridal Shop, afirmando que ella tiene el derecho de seguir órdenes del Creador a pesar de los ataques de los defensores del mismo sexo.  «En caso de que alguien se haya estado preguntando, si los comentarios negativos son opiniones reales. Estos son simplemente de gente que no cree que alguien tiene el derecho de dirigir su propio negocio de acuerdo a sus propias creencias religiosas», escribió uno.  «Ponerse de pie por Dios nunca está mal, no importa lo que la sociedad dice», afirmó otro. «Dios nos manda amar al pecador pero odiar el pecado», comentó otro. «Eso significa que usted no hace las cosas para promover actos pecaminosos».




Según BloomUToday, el Ayuntamiento de Bloomsburg ahora puede estar buscando pasar un reglamento de restricción de empresas como la tienda de novias  W.W. Bridal Shop para evitar que restrinjan las solicitudes de los homosexuales y otros a pesar de sus creencias religiosas. Como se informó anteriormente, una serie de empresas han estado bajo fuego en los últimos años por negarse a participar en las ceremonias del mismo sexo. En diciembre, un juez administrativo de Colorado ordenó bajo amenaza de multas al repostero Jack Phillips de Masterpiece Cake Shop en Lakewood a no rechazar órdenes de tortas (pasteles, bizcochos) para celebraciones homosexuales. Más tarde fue nombrado por la Comisión de Derechos Humanos de Colorado para adiestrar a su personal para dar cabida a eventos homosexuales y presentar informes trimestrales para demostrar que no se han negado las peticiones de éstos. Phillips aún está peleando el caso ante los tribunales.




A principios de este año, en Portland, Oregon, los investigadores concluyeron que los cristianos Aarón y Melissa Klein de Sweet Cakes by Melissa discriminaron contra una lesbiana cuando éstos se negaron a hacer una torta para su ceremonia con su pareja del mismo sexo. El caso se encuentra ahora en una fase de conciliación para una solución, pero de no llegar a un acuerdo, el Departamento de Trabajo e Industrias de Oregon ha advertido de que «el gabinete podrá presentar cargos formales y mover el tema a la Unidad de Procesamiento Administrativo de BOLI’s Administrative Prosecution».

El matrimonio Klein cerró su repostería el año pasado y  trasladaron todas las operaciones a su casa, ya que afirman que los homosexuales usan «tácticas mafiosas» para obligarlos a cerrar el negocio, como el envío de correos electrónicos amenazantes, acosando a sus proveedores y saqueando su camión de la repostería mientras empacaban para irse. A pesar de todo, la pareja se comprometió a seguir de pie, dando la gloria a Dios en esta nota que fijaron en el local de la repostería que cerraron en septiembre. «Esta lucha no ha terminado. Vamos a seguir para levantarnos fuertes», decía. “El Señor es bueno y vamos a continuar sirviendo a él con todo nuestro corazón».