¿Temes equivocarte?

equivocarnos-336Muchas  veces el temor a equivocarnos nos paraliza matando así la creatividad con la cual Dios nos ha dotado. Dios no nos dio un espíritu de cobardía, sino de dominio propio. Nos dio su mente y la promesa de estar con nosotros hasta el fin del mundo.  De manera que no temas, sigue adelante pues si Dios está contigo, ¿quién podrá estar contra ti?