Take a fresh look at your lifestyle.
Browsing Tag

salmos

La batalla del lápiz

La batalla del lápiz… no se apartaban de sus obras, 
ni de su obstinado camino (v. 19). Lectura: Jueces 2:11-22
 La biblia en un año: Salmos 46–48; Hechos 28
 Cuando aprendía a escribir, mi maestra de primer grado insistía en cambiar la forma en que yo tomaba el lápiz. Mientras ella me miraba, lo sostenía como ella quería, pero, en cuanto se daba…

El chequeo

El chequeo
Examíname, oh Dios, … y ve si hay en mí camino de perversidad… (vv. 23-24). Lectura: Salmo 139:17-24
 La biblia en un año: Salmos 43–45; Hechos 27:27-44
 En esta época del año, voy siempre al médico para hacerme un chequeo físico. Aunque me siento bien y tengo buena salud, sé que estos chequeos de rutina son importantes porque pueden…

Un corazón consagrado

Un corazón consagrado
… haciendo lo recto ante los ojos del Señor (20:32). Lectura: 2 Cr. 17:1-11; 20:32
 La biblia en un año: Salmos 40–42; Hechos 27:1-26
 Un exitoso empresario cristiano nos compartió su historia en la iglesia. Fue sincero sobre sus luchas con la fe y su gran riqueza, y declaró: «¡La riqueza me asusta!».
 Citó la afirmación de…

Caminar con el Señor

Caminar con el Señor
Por el Señor son ordenados los pasos del hombre… (v. 23). Lectura: Salmo 37:23-31
 La biblia en un año: Salmos 37–39; Hechos 26
 Un amigo mío me mandó un pequeño panfleto titulado Un intento de compartir la historia de 86 años de relación con el Señor. En él, Al Ackenheil destacaba a personas y eventos clave en su peregrinación…

Misión en los Salmos

Tomado de www.ministros.org¡Exáltenlo todos los pueblos! ¡Grande es su amor por nosotros! ¡La fidelidad del Señor es eterna! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Este salmo pequeño y breve presenta dos elementos clave referente a una reflexión sobre la presencia de una actitud misionera en el libro de los Salmos.  En la segunda parte de este verso se…

Abecedario Bíblico

A. “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 3 Juan 2. B. “Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios”. Salmos 103:2 C. “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.…