Home » Reflexiones Cristianas » Ser agradecido no tiene que ver con las circunstancias, tiene que ver contigo

Ser agradecido no tiene que ver con las circunstancias, tiene que ver contigo

martes 05 de febrero de 2013 – 11:52 a.m. 424

Psicólogos descubrieron que el agradecimiento sirve como amortiguador de estrés. Y que “la gente agradecida es menos propensa a experimentar envidia, enojo y resentimiento”.

Michael McCullough, un profesor de psicología de la Universidad de Miami que ha estudiado a la gente a la que se le pide que dé gracias con regularidad, dijo que “cuando hacés un alto para contar las bendiciones que has recibido, como que estás secuestrando tu sistema emocional”. Y se refiere a secuestrarlo de un estado de depresión para colocarlo en muy buen sitio.

“La gratitud también sirve como un amortiguador de estrés”, señaló Emmons. “La gente agradecida es menos propensa a experimentar envidia, enojo, resentimiento, arrepentimiento y otros estados no placenteros que producen estrés”.

Ser agradecido no tiene que ver con las circunstancias. Ser agradecido tiene que ver contigo.

Dios no es un Dios condicional. Tu alabanza y agradecimiento hacia tu Dios no debe ser condicional.

“Aunque hayan cosas en mi vida que necesitan arreglarse, nadie va a callar mi boca, mi voz para darle gracias a Dios”, me dijo una vez un ser querido.

Y ser agradecido es como cualquier otro hábito hay que ejercitarlo. Si necesitas ayuda para ejercitar tu agradecimiento aquí tienes una lista de cosas por las que puedes estar agradecido. Quizá alguna se aplique a ti:

Amigos
Familia
La naturaleza
Los pájaros
El aire que respiramos
La misericordia de Dios
Su gracia
Hacerme digna/o
Su perdón
Que el pasado quedo atrás
Que siempre hay una oportunidad más

O simplemente puedes estar agradecido que las cosas no se tratan de mi, y aun así él toma cuidado de cada detalle de mi vida.

Por: Yasmin Teme