Remordimiento: La Necesidad de Sentirse Perdonado

Después de la muerte de Jacob, los hermanos de José pensaron que él se vengaría de ellos por lo sucedido en el pasado (Gén.50:15). Ellos todavía tenían en mente aquello que le habían hecho a José y no se sentían perdonados por él. A pesar de que José los había perdonado años atrás, aún la culpa les generaba remordimiento y sentían que debían de pagar por ello. Al reflexionar en esto me pregunto:

¿Has tenido necesidad de sentirte perdonado? ¿Qué tipo de pensamientos te ha generado el remordimiento?

PERDONADOS 17 AÑOS ATRÁS

Luego de mostrarse vivo a sus hermanos, José mandó a buscar a Jacob y a toda su familia para que habitaran en Egipto (Gén.45:9-10). Fue en ese instante que José proveyó el perdón a todos sus hermanos, diciéndoles que no fueron ellos quienes lo llevaron allí, sino Dios (Gén.45:7-8). Los hermanos de José sintieron su perdón mientras su padre Jacob se mantuvo con vida en Egipto durante diecisiete años (Gén.47:28). No fue sino hasta la muerte de Jacob diecisiete años después, que los hermanos de José sintieron temor por lo que éste les podía hacer.

¿Por qué pensaron así los hermanos de José? ¿Acaso José ya no los había perdonado diecisiete años atrás? ¿Cuál era su preocupación?

Al analizar esta historia, se puede observar que los hermanos de José aún no se sentían perdonados por él. El temor manifiesto al pensar que José se iba a vengar de ellos, era una muestra de que aún se sentían culpables. Esto demostraba que los hermanos de José sentían remordimiento, llegando incluso enviar emisarios a José para que los perdonara (Gén.50:17). Su culpa era tan grande que aún llegaron a decir a José que los dejara ser sus esclavos (Gén.50:18).

¿Por qué los hermanos de José no se sentían perdonados? ¿Acaso creían que el perdón de José no era sincero?

EL PERDÓN DE JOSÉ FUE SINCERO.

Sin duda José tenía razones suficientes para cobrar venganza a sus hermanos. Sin embargo, José demostró una madurez impresionante, y una capacidad de convertir el sufrimiento en fortaleza para superar la prueba. Al ver a sus hermanos, José les manifestó su perdón sin reprocharles nada, animándoles a pensar que todo era parte del plan de Dios (Gén.45:5-8). Este acto demostró lo que había en el corazón de José; y que en él no había ningún tipo de mala intención.

Lee también  “Quisiera volver el tiempo atrás”

El perdón manifestado por José a sus hermanos, era un acto de amor y misericordia, no solo a ellos, sino a Dios. José comprendía que todo lo que había vivido era parte de un plan, y que sus hermanos eran los instrumentos que Dios había utilizado. Cuando sus hermanos sintieron temor por la venganza, José se conmovió, y en vez de juzgarlos, los tranquilizó con palabras amorosas (Gén.50:19-21).

LO QUE HACE EL REMORDIMIENTO

Al ver el temor de los hermanos de José, se puede pensar en los efectos que causa el remordimiento. El remordimiento es un sentimiento de profunda culpabilidad que siente una persona por errores o pecados cometidos en el pasado, generándole un estado de intranquilidad. Esto quiere decir, que la persona con remordimiento no tiene paz, ni puede tener calma en sus pensamientos. Esto era lo que les ocurría a los hermanos de José, al sentir después de tantos años que aún su hermano no los había perdonado.

Aunque José había perdonado a sus hermanos, ellos necesitaban sentirse perdonados. De la misma manera acontece con muchas personas que, aunque hayan recibido el perdón, aún se siente culpables de los errores o pecados cometidos. Sentir culpa es algo necesario para poder buscar el arrepentimiento, sin embargo perpetuar la culpa después de haber sido perdonados es algo muy agobiante.

¿CÓMO SUPERAR EL REMORDIMIENTO?

Para superar el remordimiento, debemos entender el poder que tiene el perdón. El perdón es un acto liberador, que no solo libera a la persona que ha fallado, sino al agraviado. Aquel que ha cometido la falta necesita comprender el valor del perdón, y que es importante sentirse perdonado.

Lee también  Aunque la vida no te sonría

Sin duda Dios quiere que seamos libres de toda culpa, ya que esto es sinónimo de dicha y bienaventuranza (Rom.4:8). Para poder superar el remordimiento y sentirnos perdonados debemos entender lo siguiente:

  • Dios no quiere que seamos esclavos de la culpa, sino libres (Juan 8:36).
  • Debemos aceptar con sinceridad la responsabilidad de nuestros errores y buscar el arrepentimiento. Esto nos ayudará a sentir que realmente estamos procurando el perdón.
  • Debemos de creer que Dios nos ha perdonado y que nuestros pecados son sepultados en la profunda mar (Miq.7:19).
  • Debemos pensar que Dios desea nuestra restauración y restitución (Gal.6:1).
  • Si alguien no nos perdona después de haber pedido perdón de forma sincera, debemos sentir satisfacción de haber procurado ser perdonado (Rom.12:18).
  • Debemos entender que la persona que no perdona, está pasando por un proceso difícil. Tenemos que aceptar humildemente las consecuencias de nuestros actos, así como orar por el agraviado para que también encuentre el valor de perdonar. Entender esto, nos ayudará a ser libre de la culpa.
Lee también  Pastor de mega-iglesia acusado de fraude multimillonario

CONCLUSIÓN

Los hermanos de José no habían sentido el verdadero perdón hasta que su padre Jacob murió. Ellos pensaban que Jacob era la causa por la cual José no les había hecho daño. Sin embargo, diecisiete años después tuvieron que afrontar el sentimiento de culpa que los mantenía intranquilos. Sin duda debieron haber vivido un tiempo de zozobra e incertidumbre al pensar que José se vengaría de ellos.

Solo sintiéndonos perdonados de verdad, podremos permanecer tranquilos en todo momento y afrontar con humildad las consecuencias de nuestros actos. José pudo liberar de culpa a sus hermanos al ratificarles que les había perdonado verdaderamente, y que ya era hora de olvidar el pasado. Sin lugar a dudas, José es una de las mayores muestras de amor, misericordia y perdón que podemos encontrar en la Biblia. Es una inspiración para nosotros los que anhelamos ser perdonados cuando fallamos, así también como a perdonar cuando nos fallan. Sigamos su ejemplo…

Lee también  Lo que no puede comprar el dinero

Dios te bendiga!!!

Quizás te pueda interesar https://www.ministros.org/asertividad-autocontrol-e-impulsividad-que-dice-la-biblia/

También puedes leer: https://www.reflexiones.cristianas.com/esperar-para-que-sirve.html

 

Por Alexander Guerrero

Deja un comentario