Home » Reflexiones Cristianas » Pero yo y mi casa serviremos a Jehová

Pero yo y mi casa serviremos a Jehová

viernes 14 de febrero de 2014 – 08:46 a.m. 162

Hace poco, vi una publicidad en la web sobre un juego basado en la mitología griega. Hablaba de ejércitos, dioses mitológicos, héroes y conquistas. Lo que me llamó la atención fue cómo empezar a jugarlo. Te inscribes por Internet, escoges tu dios y construyes tu imperio.

¡Vaya! «Escoger tu dios». Aunque esas palabras se usaron al pasar en la publicidad, me impresionaron porque reflejan uno de los peligros más tremendos del mundo en que vivimos. En un juego, quizá no importe qué «dios» elijas, pero en la esfera real, esa elección tiene consecuencias eternas.

A una generación de israelitas rodeados por los dioses de su época, Josué les declaró que debían escoger su dios, pero que no tenían que hacerlo con displicencia. Dio el ejemplo, al expresar: «… escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos al Señor» (Josué 24:15).

Hoy, como en los días de Josué, hay muchas opciones, pero solo una elección es sabia: el Dios verdadero. Josué escogió correctamente: «serviremos al Señor».

Lo único que puede llenar el vacío de tu corazón es Dios.

LEA: Josué 24:14-18