¿Pastores ó Manipuladores?

Muchos líderes empezaron bien ya que al principio Pastoreaban a la gente pero al pasar del tiempo se convirtieron en Manipuladores

Vivimos en tiempos donde muchas personas creen que están siendo pastoreadas pero en realidad están siendo manipuladas por personas que se dicen llamar “pastores”, ya que controlan la voluntad de la gente, se meten en sus vidas personales y hasta creen que son posesión de ellos. Y manipulan a sus seguidores hasta tal punto que les hacen creer que son lo último de la tierra, que sin ellos no podrán salir adelante, que si se apartan de esa iglesia todo les saldrá mal.

A  causa de ello muchos viven atados a miedos y temores de manera que sienten que tienen que hacerle saber a su pastor acerca de toda decisión o actividad que hayan realizado, de modo que rebajan la Libertad en Cristo por la Esclavitud impuesta por un hombre. ¿Eres pastoreado o Manipulado? ¿Pastoreas o Manipulas a la Gente?

… y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado.   Isaías 56:11

Manipular no es más que persuadir a la gente con el propósito de apoderarse de algo que les pertenece. Ya sea su voluntad, posiciones y hasta su propia vida. Recuerdo hace un tiempo un “líder” que tiene la costumbre de llorar delante de la iglesia cuando tiene adversidades con el objetivo de que ellos sientan lastima por él y de esta manera los manipula sacando beneficios personales después de la  escena tan dramática que hace.

Otros muchos usan sus predicaciones, oraciones, dones, talentos para manipular a la gente siendo que debemos pastorearlos, guiarlos y encaminarlos al Propósito Eterno con Temor de Dios. Cuando un Pastor no entiende el Lugar y la tarea que le corresponde desarrollar se enreda en Seguir su propio camino, Sacar provecho de las personas y se convierte en manipulador.

¿Te están Pastoreando? O ¿Manipulando? Hay personas las cuales saben que durante mucho tiempo han sido manipuladas pero, no toman la decisión de salirse de esa cobertura que los ata y los mantiene estancados, limitados y hasta presos.

Hace un tiempo una señora la cual asistía a un lugar de reunión determinó no asistir mas al mismo a causa de que por un espacio de diez años fue manipulada y le sacaron todo cuanto pudieron según para llevar adelante una visión; y si bien es necesario tener visión pero, el problema es que muchos quieren sacar adelante un sueño personal a costillas de los demás o sea Manipulándolos.

Muchos líderes empezaron bien ya que al principio Pastoreaban a la gente pero al pasar del tiempo se convirtieron en Manipuladores y no hay día de culto en el cual no busquen la forma de sacarle provecho a las personas a su alrededor. Si aquel líder al cual sigues se cree dueño de tu voluntad, o sea que vive imponiéndote lo que debes y no debes hacer, Si cree que tu eres posesión de él, Y si vive aprovechándose de ti déjame decirte que te están manipulando pero, si es una persona que te cuida, aconseja, orienta y vela por tu bienestar entonces Te están Pastoreando.

Un Pastor y un Manipulador pueden tener cierto parecido pero son totalmente distintos, ya que uno posee el Corazón de Cristo pero el otro un corazón no regenerado. Hace unos años tómanos la decisión de alejarnos de lideres los cuales según ellos pastorean a la gente pero, lo que en realidad hacen es manipularlas.

El perfil de un líder abusador

Philip Keller nos dio una seria advertencia en su libro, Predators in Our Pulpits (Depredadores en nuestros púlpitos):

“La mayor amenaza de la iglesia hoy no viene de afuera sino de adentro, de nuestro propio liderazgo”.{5}

A menudo, una iglesia abusadora está edificada alrededor del líder que practica algunas formas malsanas de pastoreo. Muchos de estos líderes vienen de iglesias que fueron abusadoras o tienen una necesidad de significación no satisfecha.

Muchos pueden haber comenzado con intenciones nobles, pero sus problemas personales no resueltos los hacen volverse dependientes de su ministerio para satisfacer sus necesidades.

En su libro, Healing Spiritual Abuse (Cómo sanar el abuso espiritual), Ken Blue hace una sobresaliente tarea en identificar a un liderazgo malsano.

Estas son algunas características de un líder abusador.

Los líderes abusadores usan su posición para exigir lealtad y sumisión.

Ken Blue afirma: “He oído a muchos pastores decir a sus congregaciones: ‘Como yo soy el pastor, ustedes deben seguirme’. Esta demanda no estaba basada en la verdad o en que su liderazgo sea dirigido por Dios, sino en su cargo. Esta es una falsa base de autoridad ,toda apelación a la autoridad basada en la posición, el cargo, el título o la función es falsa. La única autoridad que Dios reconoce y a la que debemos someternos, es la verdad”. {6}

Otros líderes usan títulos como “el hombre de Dios” o “el ungido de Dios”, para que otros los traten con reverencia especial y poder mantenerse por encima de la rendición de cuentas a la que está sujeto el resto de la congregación.

“Si mediante la apelación a su posición, afirmaciones únicas o “unciones especiales”, los líderes logran crear una jerarquía en la iglesia, pueden controlar más fácilmente a los que están debajo de ellos. También pueden defenderse de todo el que pudiera cuestionarlos”. {7}

Una de las lecciones de la Biblia es que todos los hombres y mujeres son falibles. Por lo tanto, todas las personas, especialmente los líderes, necesitan algún sistema de rendición de cuentas.

Si bien los pastores son llamados a liderar a sus congregaciones, están bajo la autoridad de la Palabra de Dios. Cuando actúan de forma contraria a la Biblia necesitan ser confrontados, y el comportamiento incorrecto necesita ser corregido.

En 2 Samuel 22, el profeta Natán confrontó al rey David por su pecado.

En Gálatas 2, Pablo confrontó a Pedro, el líder de los apóstoles, por no actuar de acuerdo con la verdad. “Pablo declaró con esta acción que la verdad siempre excede en rango a la posición o cargo en la iglesia. La verdad –y su autoridad– no está arraigada en la personalidad o en el cargo. Se deriva de la palabra de Dios y la verdad que ésta proclama”.{8}

Blue continua: “Pablo enseñó que el cuerpo de Cristo es un organismo vivo no jerárquico”.{9} 

En vez de alimentar y cuidar del rebaño, estos pastores se alimentan del rebaño y lo usan para satisfacer sus necesidades de significación.

Ken Blue nos da un ejemplo de “un pastor cuya iglesia no ha crecido numéricamente en doce años. Frustrado por su manifiesta falta de éxito, se volvió a la congregación para satisfacer su necesidad.Les ha impuesto un programa de construcción con la esperanza de que unas instalaciones más nuevas, más grandes y más atractivas atraigan más personas. La congregación se ha dividido sobre este tema. Muchos han dejado la iglesia, y los que quedan están cargados con la deuda”.{10}

Sé de otros pastores que han reprendido a su personal y su congregación cuando no aparecieron en una función de la iglesia.

Muchos miembros estaban ocupados con compromisos familiares, trabajo, y necesitaban tiempo personal para el descanso, pero se vieron presionados para asistir a numerosos eventos de la iglesia.

Estos líderes veían su éxito en términos de la asistencia a sus funciones y necesitaban su presencia para satisfacer su sentido de valía.

Los verdaderos líderes espirituales se definen por el ejemplo de Cristo: “El que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor” (Mateo 20:26).

El liderazgo como el de Cristo consiste en ser un siervo.

Los verdaderos líderes obtienen la lealtad de sus ovejas por la calidad de su carácter y su actitud de siervo. Los miembros se someten libremente a un liderazgo como el de Cristo, y no tienen que ser forzados a seguirlo. Los buenos pastores aligeran la carga de sus ovejas, mientras que los falsos les agregan cargas.

Si usted se encuentra en una situación de este tipo, lo primero que tiene que hacer es orar por el líder.

Segundo, de una forma amable y gentil, confróntelo, hablando de lo que usted considera que son prácticas malsanas en su liderazgo. Podría requerir algún tiempo para que sus palabras tengan efecto, así que tenga paciencia.

Sin embargo, como ocurre en muchos casos, el líder podría ponerse a la defensiva y rechazar su consejo y a su vez hacer acusaciones contra usted. En tales casos, tome nota que usted fue obediente a Dios, y ahora debe dejar que el Señor obre en el corazón del líder.Santiago 3:1, Ezequiel 34 y otros pasajes contienen serias advertencias de que Dios juzgará a los pastores que usan a las ovejas para satisfacer sus necesidades y no pastorean al rebaño de Dios como un mayordomo. Es mejor dejar la situación ( cambiar a una iglesia sana ) y dejar que Dios trate a su manera con el líder y su organización.

Tú decides si seguir siendo Manipulado o buscas un lugar donde puedas ser Pastoreado.