Home » Reflexiones Cristianas » No te sueltes de su mano, “La mano de Dios te sostuvo Ayer, te sostiene hoy”

No te sueltes de su mano, “La mano de Dios te sostuvo Ayer, te sostiene hoy”

La mano de Dios te sostuvo Ayer, te sostiene hoy y te sostendrá mañana

Cuando retornaba del trabajo a mi casa, observé a un niño tomado de la mano de su madre, esperando que el semáforo diera verde para poder cruzar la calle. Esto me hizo recordar cuando mi mamá me llevaba a la escuela. Yo me tomaba de su mano, de esa manera me sentía protegida y segura. Pero también vino a mi memoria aquella vez que le dije que ya no me tomara de la mano, porque yo creía que era grande y además ninguna de mis amigas llegaba al colegio tomada de la manos de sus papás.

Analizando aquella actitud, me siento triste porque estoy segura, que sin haber tenido una mala intención, llegué a lastimar a mi mamá por la forma en la que reaccioné. Pero ella fue tan tierna e inteligente que no me dijo nada, porque entendía que había entrado a la difícil etapa de la pre-adolescencia. Desde ese día ella solo me acompañaba y me daba un beso en la mejilla antes de despedirnos.

Ahora que han pasado los años, entiendo mejor el gran amor que sienten nuestros padres por nosotros, porque a pesar de nuestra edad y la actitud incorrecta con la que muchas veces los lastimamos, para ellos jamás dejaremos de ser sus hijos. Algo similar sucede cuando nosotros decidimos soltarnos de la mano de Dios, comenzando a hacer las cosas a nuestra manera. Con nuestra autosuficiencia e independencia, llegamos a lastimar su corazón, pero aún así, El tampoco se aleja de nuestro lado. Dios permanece fiel en todo momento, para levantarnos cuando hemos caído, fortalecernos cuando las pruebas nos han debilitado.

Sanar nuestras heridas cuando nos han lastimado y perdonarnos cuando hemos decidido volver a sus brazos. Si por alguna razón tú te has alejado de Dios, hoy es el mejor día para que te tomes nuevamente de su mano y regreses a su camino. Y si jamás tuviste una relación tan cercana con Él, te animo a comenzar hoy, solo tienes que pedirle que guíe tu vida cada día y te enseñe a escuchar su voz. Sin importar lo que hayas hecho

El te sigue esperando con el mismo amor de siempre, solo depende de ti tomar la decisión de caminar a su lado y no desviar tu mirada por ningún motivo, porque nadie más que El te puede ofrecer dirección, protección y seguridad a pesar de lo que estés enfrentando. La mano de Dios te sostuvo ayer, te sostiene hoy y te sostendrá mañana…

“Pues yo te sostengo de tu mano derecha; yo, el Señor tu Dios. Y te digo: “No tengas miedo, aquí estoy para ayudarte”. Isaías 41:13 (NTV)

NO TE SUELTES DE LA MANO DE DIOS

Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra. Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.
Isaías 41:12-13.

Desde el día en que recibimos a Cristo como nuestro Salvador se nos levantaron una serie de enemigos en contra nuestra; ya sean seres humanos o barreras por las cuales tenemos que luchar como hijas de Dios que somos , por eso es que en el pueblo de Dios vemos unas mas adelante que otras, pero el propósito de Dios es prepararnos a todas ayudarnos y sacarnos adelante.

Dios nos dice :Yo soy Jehová tu Dios déjate ayudar, mira que te tengo por mi mano derecha, no te me sueltes pero en esas pataletas que le formamos a Dios de “no puedo mas”, “antes estaba mejor y mire ahora no se me dan las cosas” y todo eso… muchas veces nos desanimamos. Se va la vida espiritual por el piso.

Pero que hermoso es nuestro Dios que nos esta diciendo no temas yo te estoy ayudando; hermanas que hermoso privilegio, Dios nos tiene de su preciosa mano sin importar las dificultades que estemos pasando.

Tomémonos fuerte de su mano y sigamos adelante.
Muchas bendiciones para todas.
Feliz fin de semana

Susana Rosas – Ministerio Agua de Vida