Home » Reflexiones Cristianas » No pases toda tu vida buscando ser otra persona, tu eres único y especial

No pases toda tu vida buscando ser otra persona, tu eres único y especial

El jardín del rey

Cuenta una historia que un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.

El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa. La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble.

Entonces encontró una planta, una Fresa, floreciendo y más fresca que nunca. El rey, sorprendido,  preguntó:

¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín marchito y sombrío?

No lo sé, respondió la Fresa,  quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresas. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: “Intentaré ser Fresa de la mejor manera que pueda.”

Muchos de nosotros somos como los árboles y arbustos del jardín del rey, nos desanimamos y frustramos porque no somos o no tenemos todo lo que los demás poseen. No estamos satisfechos con nuestro físico, con nuestro trabajo, con nuestra familia, anhelamos los talentos de otros y sus posesiones. Olvidamos que Dios nos creó con un propósito. Cada uno posee las características físicas y talentos que Dios consideró eran necesarios para nosotros, para poder cumplir nuestra misión en la tierra.

No pases toda tu vida buscando ser otra persona, tu eres único y especial y si pierdes de vista tu objetivo terminarás marchito como las plantas dell jardín del rey y tu vida habrá sido sólo un paso por la tierra, no podrás dejar la huella que sólo tú puedes marcar.

Dios, de su gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros.  ¿Has recibido el don de hablar en público? Entonces, habla como si Dios mismo estuviera hablando por medio de ti. ¿Has recibido el don de ayudar a otros? Ayúdalos con toda la fuerza y la energía que Dios te da. Así, cada cosa que hagan traerá gloria a Dios por medio de Jesucristo. ¡A él sea toda la gloria y todo el poder por siempre y para siempre! Amén.” 1 Pedro 4:10-11

¡No pierdas el tiempo buscando lo que te falta, pon en práctica los talentos que recibiste y verás cómo tu vida cobra sentido!

Por: Ana María Frege Issa