Home » Reflexiones Cristianas » No dejes que los pensamientos negativos te aflijan sin tener pleno conocimiento de lo sucedido

No dejes que los pensamientos negativos te aflijan sin tener pleno conocimiento de lo sucedido

martes 23 de abril de 2013 – 11:42 a.m. 860

“Malos pensamientos”

Cuál es tu reacción cuando recibes una llamada inesperada a altas horas de la noche o cuando tu jefe te dice que desea hablar contigo. O bien cuando tu hijo o un ser querido no responde tus llamadas, ¿qué piensas? Seguramente y de manera inmediata vienen a tu mente toda clase de pensamientos negativos. Es decir casi instantáneamente identificamos estas situación sólo son cosas malas. Nuestra primera reacción en esas circunstancias es pensar que alguien tuvo un accidente, o que hicimos algo mal en el trabajo y nos llamarán la atención.

Los tiempos de hoy han cambiado tanto que no tenemos seguridad, todo puede suceder en unos segundos, pero ¿cuál debe ser nuestra reacción?

Si tú confías en alguien y por alguna razón no responde a tus llamadas, no dejes que falsas conjeturas te invadan. Si tu jefe desea hablar contigo, no pienses que es porque te despedirá o llamara la atención, si tú estás consiente del trabajo que haces, ¿por qué sentir temor y preocuparte?

Si algo inesperado sucede y aun no tienes información del asunto, no dejes que los pensamientos negativos te aflijan sin tener pleno conocimiento de lo que está pasando primeramente, pues es en esos momento, cuando debes poner tu fe en acción y tu confianza en que Dios está en control de tu vida y los tuyos.

“De la abundancia del corazón habla la boca”. Mateo 12:34 y eso también repercute en nuestras reacciones, si estamos pensando en todo lo malo y siendo pesimistas, entonces eso también se reflejará en nuestros actos.

No esperemos siempre lo malo, dejemos de estar susceptibles a un acontecimiento triste, fatal o doloroso, sabemos en quien hemos confiado y que pase lo que pase, estamos bajo la cobertura de Dios y todo será para bien.

Eres un(a) hijo(a) de Dios y el que confía en su Padre “No tendrá temor de malas noticias; su corazón está firme, confiado en Jehová. Asegurado está su corazón; no temerá…” Salmos 112:7-8

Mientras tu confianza esté puesta en Dios, siempre esperarás lo mejor, pues lo que el enemigo quiera usar para mal… Dios lo transformará para bien.

“No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.” Salmos 91:5-7

Por: Telma Céspedes.