Take a fresh look at your lifestyle.

La vida en una montaña

montañaHoy fui a subir una montaña cercana a mi casa y encontré que la cima se veía tan alta e intimidante desde donde yo me encontraba,  que por mi mente pasaba la idea de darme por vencido, sin embargo conforme avanzaba, el paisaje, los hallazgos de aves y plantas, el encontrar otras personas que también buscaban la cima y el nuevo aprendizaje que todo esto traía consigo, me permitió enfocarme en el presente, en seguir avanzando, paso a paso, metro a metro, disfrutando del presente mientras seguía ascendiendo.

De vez en cuando volteaba a ver la cima lo que mantenía en mente mi objetivo, sin embargo eran esos pequeños y aparentemente insignificantes pasos los que me fueron acercando hacia mi meta.

Lee también  Dios abre sus brazos para recibirnos en su presencia

Después de un rato, me encontré en la cima, me sentí victorioso y revisé con gusto mi camino. Una vez más, había triunfado.

Cómo se parece esa montaña a mi vida, mis metas son ambiciosas y a muy largo plazo seguramente serán cumplidas, sin embargo son esos pequeños pasos que doy a diario los verdaderos pilares que sustentarán el logro de la misma.

¿Cuál es tu montaña?, ¿Qué pasos estás dando para llegar a la cima?

Jaime Leal
Fuente: Un vaso más frágil

Comments are closed.