La iglesia no da la espalda

Tomado de www.ministros.org

cruz 336xC“Es muy probable que el hombre que está seriamente convencido de que merece ir al infierno no acabe llegando ahí, mientras que el hombre que cree que es digno del cielo nunca entrará a ese bendito lugar”. (A.W. Tozer)

Pero por otro lado la historia parece ser diferente.

¿Quién es la iglesia?
No todo el que piensa que es iglesia es iglesia ni todo el que piensa que no es iglesia no es iglesia, no todos nuestros circos son actos de adoración ni todas nuestras expresiones y programas “holocaustos” al Señor. Si es así, entonces hay una iglesia que no da la espalda, no sabe si está de frente o de lado o si es como es, pero hace lo que debe hacer. Su expresión natural es la voluntad de Dios.

Esta iglesia está en la miseria, es luz en medio de nuestros dolores, comparte la herida con el enfermo y su comida con el hambriento, no le da miedo la pobreza porque sabe que es próspera. Todo lo tiene (techo y abrigo) y con eso es suficiente. No cree que Dios no tenga sentido, y da porque es bendecida y no para ser bendecida. No tiene problemas de identidad, y está tan segura de ella que no le preocupa quién es. No está en competencia con nadie, pues ¿por qué hay que competir? ¿qué hay que ganar?

A veces parece que no avanza, y que todas las puertas se cierran, que queda poca esperanza. Pero esa es la Iglesia, y ella: NO DA LA ESPALDA.

Tomado de www.ministros.org


Etiquetas: