Inicio Reflexiones Cristianas Iglesia brinda bienvenida a musulmanes en medio de sentimiento islamofóbico

Iglesia brinda bienvenida a musulmanes en medio de sentimiento islamofóbico

CHURCH-MUSLIM-336El movimiento islámico ISIS, con sus abominables acciones ha sacudido al mundo entero. Como consecuencia, se ha propagado un sentimiento de «islamofobia», dando cabida a todo tipo de rechazo por cualquier musulmán sea éste o no, simpatizante de este grupo. A tales efectos, Michael Barnes, ministro de la Iglesia Gordon United Church en New South Wales en Australia, decidió combatir este sentimiento con un sencillo acto de bienvenida a los musulmanes.

Barnes es de los que opina que ser vecino implica hacer todo lo que esté a su alcance para hacer que los grupos marginados se sientan seguros y bienvenidos en sus propios hogares. Por esa razón está enviando el mensaje poderoso de que los musulmanes son bienvenidos en su iglesia – y que espera que la comunidad en general haga lo mismo.




“Alrededor de Australia, durante la mayor parte de este año, se ha estado levantando una gran preocupación por la discriminación contra las minorías,” dijo Barnes en una entrevista con HuffPost, citando una legislación sugerida que habría alterado las protecciones garantizadas por la Ley Discriminación Racial de Australia.




“He estado al tanto de este problema desde hace algún tiempo; menudo cuando escucho los comentarios de ‘ordinario’ y buenas personas en la comunidad local me sorprende escuchar la incomprensión y la ansiedad que expresan acerca de los musulmanes”.

El auge del Estado Islámico ha jugado un papel importante en avivar estos temores, dijo Barnes, específicamente con noticias de militantes que reclutan australianos para unirse a sus filas. El gobierno australiano ha tomado medidas enérgicas contra los presuntos complots terroristas, con la policía antiterrorismo llevando a cabo redadas en algunas comunidades musulmanas.

“Las imágenes de los musulmanes detenidos dominaron nuestras ondas por unos cuantos días”, dijo Barnes. “Me preocupaba que esto, sin darse cuenta, alimenta en y exacerba el miedo general y la ansiedad en la comunidad y lo más importante que hace que los musulmanes no se sienten bienvenidos en su propio país”.




El lema de Gordon United Church es “Amor derrochador” – un cargo que promueve la inclusión a toda costa. Así que Barnes tomó las herramientas a su disposición – en este caso el letrero fuera de su iglesia – para promover un tipo diferente de actitud hacia los musulmanes en la comunidad.

“Quería que la iglesia fuera vista por ofrecer un mensaje diferente, una vecindad que ofrece la bienvenida”, dijo Barnes.

Barnes no se detiene con el letrero de la iglesia. A lo largo de octubre, la Iglesia estará celebrando el “Mes Interreligioso”, que incluirá los servicios sobre el budismo y las tradiciones indígenas, además de una discusión por Mehmet Saral, un miembro de la comunidad, sobre “¿Por qué los yihadistas no representan el Islam?”

“Por mis conexiones con la comunidad musulmana, sé que éstos viven con ansiedad sobre las actitudes ellos de la comunidad hacia”, explicó Barnes. “Así que muchas personas no se relacionan con los musulmanes y todavía tienen fuertes puntos de vista sobre ellos”.

El organismo nacional de la United Church Assembly, a la cual pertenece la iglesia de Barnes, lanzó una campaña en agosto llamado “Vamos a amar a los musulmanes 100 años.” La idea surgió después que Peter Leahy, ex jefe del ejército de Australia dijera: “Australia está involucrado en las primeras etapas de una guerra [con” Islam radical “] que es probable que dure por el resto del siglo.”

En una declaración firmada por más de 100 líderes interconfesionales y ecuménicos, la Asamblea tomó una postura en contra de lo que llamó la retórica “inflamatoria y divisiva” para enviar un mensaje de solidaridad a la comunidad musulmana. Más de 2,500 personas han firmado la declaración, que dice en parte:

Celebramos la diversidad de la comunidad australiana y reconocemos la valiosa contribución de las personas de fe musulmana a nuestra cultura y comunidad.

Sabemos que la difamación y la alienación no son el camino a la paz o la armonía social, pero que las relaciones auténticas, la solidaridad, la escucha, el aprendizaje y el respeto mutuo recorren un largo camino para construir el tipo de comunidad que nos gustaría vivir.