Francia decide que la Oración del Señor es una blasfemia

Tomado de www.ministros.org

Biblia francesa 336x336

Biblia en exhibición en el museo Petit Palais en Paris.
Foto: OLIVIER LABAN-MATTEI/AFP/Getty Images

Usted puede haber pensado que, después de todos estos años, el texto de la Biblia, y sus traducciones posteriores, es probablemente bastante hermético. El significado de ciertos pasajes obviamente siguen debatiéndose. Sin embargo, no se oye a la mayoría de las personas clamar por la edición de una línea del libro sagrado. Quizá porque la mayoría de la gente no vive en Francia.

Ante el temor de que los católicos en el país han estado recitando una versión de la Oración del Señor que se oía como “blasfema”, obispos franceses han decidido editar la Biblia en francés para poner fin a cualquier aparente confusión sobre las intenciones de los feligreses cuando tomen el tiempo para recitar la oración.

¿De qué frase ofensiva estamos hablando?  Pues nada más y nada menos que del versículo: “No nos dejes caer en la tentación” que aparece en la oración del Padre Nuestro.

Según la agencia de prensa Agence France-Presse, el problema estriba en que la versión en francés existente de la línea dice: “Et nous ne soumets pas à la Tentation”, que se traduce como “no nos someta a la tentación”. El eje de la controversia radica en que debido a la posibilidad de que pudiera interpretarse como que Dios tiene el poder de hacer que la gente sucumba a la tentación del pecado – en contra de la teología cristiana más ortodoxa que sostiene que Dios es infinita e inmutablemente bueno.

En la formulación revisada, que se incluirá en las nuevas biblias publicadas el 22 de noviembre, la línea aparecerá ” Et nous ne laisse pas entrer en tentation” o “no entremos en tentación”. La nueva edición francesa de la Biblia,  fue autorizada por el Vaticano a principios de este año. También, según la AFP, un grupo de 70 expertos lingüísticos y teológicos estuvieron trabajando durante 17 años para incorporar otros cambios necesarios de traducción. La versión actual que contiene este versículo de la Oración del Señor y que pronto será desechada, ha sido utilizada en Francia desde 1966.

Tomado de www.ministros.org


Etiquetas: