Extiende tu mano y ten fe en el Señor

martes 04 de febrero de 2014 – 06:37 p.m. 23

Extiende tu mano

Las pruebas fuertes y los problemas grandes, pueden hacer flaquear nuestras fuerzas y debilitar nuestra fe. En momentos así, pensamos que ya nada funcionará y que necesitaremos de un milagro sin precedentes  para salir del apuro en el que estamos, desconociendo que puede usar cosas sencillas para darnos resultados increíbles.

Creo que todos conocemos la historia de Moisés, cuando se encontró con el Mar Rojo adelante y detrás tenía a todo un ejército persiguiendo al pueblo de Israel. Supongo que él no creía que Dios iba a darle una salida tan sencilla, y al mismo tiempo tan insólita, con la que mostraría su gran gloria. No le pidió que pelee contra ellos, Dios no le dijo que crucen nadando, Dios sólo dio una instrucción sencilla: le dijo, alza tu vara, extiende tu mano y marchen. “Entonces Moisés extendió su mano sobre el mar, y cuando amanecía, el mar se volvió en toda su fuerza, y los egipcios al huir se encontraban con el mar; y Jehová derribó a los egipcios en medio del mar.” Éxodo 14:27

No te hundas en tus problemas, cualquier ejército que esté detrás tuyo no podrá tocarte pues Dios tan sólo te pide que hagas algo sencillo: Que tengas fe y creas en las promesas que te ha hecho; al igual que Moisés confía, cree y obedece.

“Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.” Mateo 17:20

Hoy te invito a confiar en Dios, que ningún problema, vicio, deuda, etc., te atormente. Dios no te pide grandes sacrificios, con la fe eres capaz de mover montañas, problemas, ejércitos y cualquier otra cosa que venga contra ti.

Extiende tu mano y obedece, no imaginas lo que Dios hará.

Por: Telma Céspedes