Home » Reflexiones Cristianas » Enfermedades mentales: Tema tabú para muchos pastores

Enfermedades mentales: Tema tabú para muchos pastores

Optimized-melancoliaLa mayoría de los pastores protestantes (66 por ciento) rara vez hablan a su congregación sobre la enfermedad mental. Eso incluye a casi la mitad (49 por ciento) que rara vez (39 por ciento) o nunca (10 por ciento), hablan sobre este tema. Alrededor de uno de cada seis pastores (16 por ciento) hablan sobre la enfermedad mental una vez al año. Y sobre una cuarta parte de pastores (22 por ciento) son reacios a ayudar a aquellos que sufren de enfermedades mentales agudas porque toma demasiado tiempo.  Así lo demostró un estudio realizado por Lifeway Research con sede en Nashville. El estudio que fue, co-patrocinado por Focus on the Family, se hizo con el fin de ayudar a las iglesias a ayudar de una manera más eficaz a las personas afectadas por una enfermedad mental.

Por otro lado, de acuerdo con la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales, uno de cada cuatro estadounidenses sufre de algún tipo de enfermedad mental en un año determinado.  Muchos que buscan encontrar dirección espiritual en su iglesia cuando atraviesan por momentos de angustia, es poco probable encontrar mucha ayuda un domingo en la mañana.

Los investigadores observaron a tres grupos para el estudio: 1,000 pastores protestantes,  355 estadounidenses protestantes diagnosticados con una enfermedad mental aguda, ya sea depresión moderada o severa, trastorno bipolar o esquizofrenia y 207 miembros de la familia protestante de personas con enfermedad mental aguda. Además, realizaron entrevistas en profundidad con quince expertos sobre la espiritualidad y la enfermedad mental.

El estudio reveló que:

1. Aunque los pastores y las iglesias quieren ayudar a los que sufren enfermedades mentales, esas buenas intenciones no siempre conducen a la acción.

“Nuestra investigación encontró que las personas que sufren de enfermedades mentales a menudo recurren a los pastores en busca de ayuda,” dijo Ed Stetzer, director ejecutivo de LifeWay Research. “Pero los pastores necesitan más orientación y preparación para hacer frente a las crisis de salud mental. A menudo no tienen un plan para ayudar a las personas o familias afectadas por enfermedades mentales, y pierden oportunidades de ser la Iglesia”.

2. Sólo una cuarta parte de las iglesias (27 por ciento) tiene un plan para ayudar a las familias afectadas por la enfermedad mental de acuerdo a los pastores, pero sólo el 21 por ciento de los miembros está al tanto de que haya un plan en su iglesia.

3. Pocas iglesias (14 por ciento) tienen un consejero experto en enfermedades mentales en el personal, o entrenan a los líderes sobre cómo reconocer las enfermedades mentales (13 por ciento) de acuerdo con los pastores.

4. Dos tercios de los pastores (68 por ciento) dicen que su iglesia mantiene una lista de los recursos locales de salud mental para los miembros de la iglesia. Pero pocas familias (28 por ciento) tienen conocimiento de que existen esos recursos.

5. Miembros de la familia (65 por ciento) y las personas con enfermedad mental (59 por ciento) quieren que su iglesia hable abiertamente sobre la enfermedad mental, por lo que el tema no será un tabú. Pero el 66 por ciento de los pastores hablan a su iglesia una vez al año o menos en el tema. Ese silencio puede dejar a la gente sintiéndose avergonzada acerca de la enfermedad mental, dijo Jared Pingleton, director de servicios de asesoramiento en Focus on the Family. Las personas con enfermedad mental pueden sentirse excluidos, como si a la iglesia no les importara. O peor aún, pueden sentir que la enfermedad mental es una señal de fracaso espiritual. “Podemos hablar de la diabetes y del lumbago en la iglesia-aquellos que son vistos como condiciones médicas”, dijo. “Pero la enfermedad mental de alguna manera tiende a considerarse como una falta de fe.”

6. La mayoría de los pastores dicen que conocen personas que han sido diagnosticadas con una enfermedad mental. Casi seis de cada diez (59 por ciento) han aconsejado a las personas que fueron diagnosticadas posteriormente.

7. Los pastores mismos no son inmunes a la enfermedad mental. Aproximadamente una cuarta parte de los pastores (23 por ciento), dicen que han experimentado algún tipo de enfermedad mental, mientras que el doce por ciento dice que recibieron un diagnóstico de una condición de salud mental. Sin embargo, los pastores suelen ser reacios a compartir sus luchas, dijo Chuck Hannaford, un psicólogo clínico y presidente de HeartLife Profesional Soul-Care en Germantown, Tennessee,  uno de los expertos entrevistados para el proyecto.

Hannaford aconseja a los pastores en su práctica y dijo que muchos – si tienen una enfermedad mental como la depresión o la ansiedad no comparten esa información con la congregación. Aunque él no cree que los pastores deben compartir todos los detalles de su diagnóstico, podrían reconocer su lucha con la enfermedad mental. “Es una lástima que no podamos estar más abiertos al respecto”, dijo a los investigadores. “De lo que estoy hablando es sólo de una apertura desde el púlpito de gente que lucha con estos temas y que no es una respuesta fácil”.

8. Las personas con enfermedades mentales también pueden ser reacios a compartir su diagnóstico en la iglesia. Michael Lyles, un psiquiatra con sede en Atlanta, dice que más de la mitad de sus pacientes provienen de un fondo cristiano evangélico. “La gran mayoría de ellos no le han dicho a nadie en su iglesia lo que estaban pasando, incluyendo sus pastores, incluyendo a los líderes de grupos pequeños, a todo el mundo”, dijo Lyle.

Stetzer dijo que lo que parece faltar en la mayoría de las respuestas de la iglesia es “un foro abierto para la discusión y la intervención que podría ayudar a eliminar el estigma asociado a la enfermedad mental. Las iglesias hablan abiertamente sobre el cáncer, la diabetes, ataques al corazón y otros problemas de salud  y deben hacer lo mismo para las enfermedades mentales, con el fin de reducir la sensación de estigma”.

El estudio de LifeWay Research apareció en un programa de radio de dos días de Enfoque a la Familia en 18 y 19 de septiembre. El estudio, junto con una guía de los pastores sobre cómo ayudar a las personas con enfermedad mental y otros recursos descargables, se publican en thrivingpastor. com / mentalhealth.