El mejor lugar para vivir

Optimized-desiertoDespués Moisés y Aarón fueron y dijeron a Faraón:Así dice el SEÑOR, Dios de Israel:”Deja ir a mi pueblo para que me celebre fiesta en el desierto.” Ex 5:1

Cada año se presentan en los E.U. los mejores lugares o ciudades donde vivir. Las ciudades más limpias, de mejores empleos, de condiciones sanitarias que prolongan la existencia y donde haya menos criminalidad.

 Al plantar una iglesia uno se pregunta si va a seguir estos criterios o a seguir la voluntad de Dios. Las iglesias mencionadas en los primeros tres capítulos de Apocalipsis estaban en medio de ciudades donde moraba el trono de Satanás.

Es interesante que Dios le dijera al Faraón lo siguiente: Deja ir a mi pueblo. Me encanta esta primera parte de la frase, porque define de quienes somos nosotros. Se nos puede olvidar ya que le damos muchos nombres a nuestras iglesias y nuestra identidad se va tras el nombre de la iglesia. ¨Somos Su pueblo¨.  En segundo lugar, Dios desea liberar a su pueblo de la esclavitud en Egipto para llevarlo al desierto. Y ¡cómo el pueblo se quejó del desierto!  Preferían la comida en Egipto que el manjar del desierto.  Lo otro que Dios dice es que el desierto es el lugar donde va a ocurrir una fiesta. Y una fiesta es adoración al verdadero Dios. Fiesta es celebrar la liberación de la esclavitud. Fiesta es afirmar la identidad de pueblo. No un pueblo esclavo, sino Su pueblo, un pueblo libre.

El desierto es el lugar de afirmar la dignidad de pueblo que ha sido emancipado de la esclavitud. El desierto es el lugar de encuentro con lo divino. De acuerdo al texto el mejor lugar para vivir no es Egipto, sino el desierto. Y en el desierto hay fiesta. El desierto es la Casa de Adoración. No es un lugar fijo, ni físico, sino una experiencia profunda de adoración. Agustín dijo que uno no es lo que un uno hace, sino lo que uno ama. En el desierto el pueblo dejó atrás los ídolos, la esclavitud, los viejos caminos, la comodidad y entró en fiesta ante la presencia del Dios liberador.