Home » Reflexiones Cristianas » El auge de las “redes antisociales”

El auge de las “redes antisociales”

Optimized-_N_20-03-14-23-32-52

Imagen de Cloak

La mayoría de las redes sociales buscan conectar personas. Sin embargo, un nuevo servicio pretende todo lo contrario: ayudar a evitarlas o esconderse unos de otros.

El padre de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo hace poco que en la segunda década de la red social quiere conectar a las dos terceras partes de la población mundial que aún no tienen acceso a internet. La gran variedad de redes sociales existentes tienen en común acercar y conectar amigos, compañeros, conocidos o incluso desconocidos. En contra de esta filosofía ha nacido Cloak, una plataforma que se describe a sí misma como “la red social antisocial”.

La aplicación Cloak utiliza los datos de localización pública de otras redes sociales para determinar la ubicación de otras personas que conoces. Los usuarios pueden optar por recibir una alerta cuando ciertas personas están cerca.

Es lo último en la tendencia reciente de aplicaciones “antisociales” o secretas. Cloak se basa en el motor de localización de otras redes sociales para indicar al usuario dónde están sus contactos y, así, poder esquivarles y evitar un inesperado encuentro. La aplicación de Cloak está disponible para iOS y permite al usuario indicar qué contactos desea no encontrarse para recibir notificaciones cuando se aproximen a él dentro de un cierto radio.

Por el momento, Cloak solo recoge la información de los usuarios de Foursquare e Instagram, pero próximamente la compañía añadirá los datos de ubicación de otras redes sociales. Sin embargo, desde Cloak ya han descartado a Twitter en este sentido.

Según figura en la descripción de la aplicación en la App Store, no merece mucho añadir Twitter porque “la mayoría de los usuarios desactivan la ubicación” de la ‘app’. Así, los desarrolladores dicen que están trabajando para asociar la aplicación a más servicios. Por el momento la app fue bajada más de 100.000 veces. “La creamos porque era algo que tenía que existir. Había que hacerla”, dicen.

Otras aplicaciones van en la misma línea de la privacidad, como Snapchat -que borra las fotografías y videos segundos después de haber sido vistos- y Secret -que transmite mensajes de forma anónima- están creciendo en popularidad.

DE VUELTA A LO PRIVADO
Cloak se describe a sí misma como un método para “evitar a exparejas, compañeros de trabajo o a ese tipo de personas a las que les gusta parar y charlar. Cualquier persona que uno preferiría no encontrar”. Fue creada por el programador Brian Moore y el exdirector creativo del sitio de noticias Buzzfeed, Chris Baker, que dijo que su servicio refleja el nuevo rumbo que están tomando las redes sociales. “Personalmente, creo que ya hemos visto el punto máximo de las grandes redes sociales”. “Herramientas como Twitter y Facebook son como ascensores repletos donde todos estamos hacinados juntos… Creo que las apps antisociales van en aumento. Hay cada vez más de este tipo de proyectos”.

¿NECESIDAD O NEGOCIO? Jones dice que estas aplicaciones de nicho están siendo desarrolladas no porque haya una gran necesidad de los consumidores, sino porque los desarrolladores están dispuestos a captar algunos de los pocos mercados de medios sociales sin explotar que quedan. “Las personas se ven obligadas a diversificar sus aplicaciones y encontrar algún ángulo único para su aplicación, y luego tratar de vendérselo a Facebook y ganar un buen dinero”.

Sin embargo, admitió: “El secreto tiene sus ventajas. Es bastante atractivo”.
Fuentes: BBC Mundo
Editado por: Protestante Digital 2014