Eduardo Verástegui: 12 años después de elegir a Dios sobre Hollywood

NDP_9126 - EV_0
Eduardo Verástegui

Hace doce años Eduardo Verástegui saltó a la fama con un futuro muy prometedor en la pantalla grande. Después del éxito como estrella de telenovelas en México, su país natal, se trasladó a Estados Unidos para perseguir el sueño americano.

Una vez allí, hizo de todo en la industria del entretenimiento: posar como modelo para Calvin Klein, protagonizar un video musical de Jennifer López, y desempeñar un papel como estrella de pop latino en la comedia romántica 2003 Chasing Papi, junto a Sofía Vergara y Jaci Velasquez.

El rostro de Verástegui pronto se convirtió en un símbolo sexual de Hollywood y comenzó a figurar entre los favoritos de la industria del entretenimiento. No obstante un buen día decidió alejarse de la fama y la fortuna que había alcanzado.

¿Qué fue lo que movió a este joven actor a tomar esta decision? Todo comenzó con conversaciones que tuvo con el tutor de inglés que había contratado para poder audicionar en más papeles. Durante los seis meses que duró su tutoría, el tutor lo llevó a replantearse sus opciones de carrera haciéndole preguntas como: “Eres Latino. Mucha gente piensa que los latinos son lo que ven en el cine y la televisión, ¿cómo se cambia eso? ” ¿Vas a utilizar tus talentos de una manera egoísta o vas a usarlos para crear cosas para tu comunidad? ” ¿Qué vas a querer hacer con tu vida? ” ¿Cuál es el propósito de tu vida? ‘

Esas conversaciones provocaron en Verástegui el deseo de tener coherencia en su vida. Criado en la fe católica, el actor se dio cuenta que tendría que hacer un cambio total de vida con el fin de volver a dedicarse de lleno a su fe y para remodelar la forma en que veía su oficio. Como resultado de ello, comenzó a rechazar todos los papeles que no se alineaban con su fe.

Dios lo dirigió a abrir una compañía de producción que llamó Metanoia Films. Llamado así por la palabra griega que significa “arrepentimiento”. Convertido en productor Verástegui ahora está vertiendo su renovado sentido de la fe en sus películas y asegura que podrá contar historias para hacer de este mundo un lugar mejor. Su primera película, titulada Bella, (2006) abordó el tema difícil de aborto y fue galardonada en el Festival de Cine de Toronto.

Luego de Cristiada (2011), ahora vuelve a ocupar la atención con su nueva película “Little Boy”, estrenada el pasado mes de febrero, que asegura es su carta de amor al país que le ayudó a lograr sus sueños.

daza still_5907 - LB with Fr. Oliver in office 2_0
Jakob Salvati y Tom Wilkinson
daza still_5790_0
David Henrie

El objetivo de “Little Boy”, según Verástegui es capturar el corazón y el alma de este país”. Filmada en una pequeña ciudad de México, la película cuenta con un reparto estelar que incluye a los dos veces ganadores del Oscar Tom Wilkinson y Emily Watson, el comediante Kevin James, David Henrie y el recién llegado Jakob Salvati, que marcó el papel titular de Little Boy.

La historia se centra en un niño de 7 años, Pepper Flynt Busbee que es capaz de hacer lo que sea para terminar la Segunda Guerra Mundial así puede traer a casa a su padre.

Actores veteranos que viajan la mitad del mundo con el fin de trabajar en una película de bajo presupuesto son una rareza, pero esta película ha inspirado no sólo a su público, sino también al reparto. Henrie, que estaba luchando para encontrar la dirección después que su etapa como estrella de Disney había terminado, decidió cambiar su vida, volver a dedicarse de lleno a su fe y hacer un voto a su familia para buscar trabajar en películas y proyectos que pudieran ver con orgullo.

Dejar un legado es ahora lo que inspira a algunos de los más grandes narradores de Verástegui, y el mensaje detrás de todo lo que hace es un uno sencillo. “La realidad es que tú naces y mueres y lo que importa es lo que haces en el medio. Yo quiero estar seguro de que en mi medio, hago lo correcto”, aseguró el actor-productor.