Home » Reflexiones Cristianas » Dios te ama como la niña de sus ojos, y quiere verte como su hija modelo aquí en la tierra

Dios te ama como la niña de sus ojos, y quiere verte como su hija modelo aquí en la tierra

Mi niña modelo

¿Sabes cuánto sacrificio hace una modelo para verse bien? Pareciera que subirse a una pasarela y llevar vestidos de prestigiosos diseñadores, firmar contratos millonarios de publicidad y ser consideradas íconos de belleza es una de las labores más fáciles del mundo, pero es todo lo contrario, se deben hacer sacrificios reales para lograr ser modelos de talla mundial.

A las mujeres que quieran ser parte de supermodelos profesionales se les exigen varias horas de ejercicio al día, todos los días. Ir al gimnasio no es suficiente, también han tiene que decir “No” a ciertos alimentos porque interrumpirían todo lo que han logrado hasta el momento. Para ellas es una obligación privarse de algunos productos, no una opción.

“Queridos hermanos, les ruego, como a extranjeros de paso por este mundo, que no den lugar a los deseos humanos que luchan contra el alma. Condúzcanse bien entre los gentiles. Así ellos, aunque ahora hablen contra ustedes como si ustedes fueran malhechores, verán el bien que ustedes hacen y alabarán a Dios el día en que él pida cuentas a todos”. 1 Pedro 2:11

Es importante tener en cuenta estos aspectos porque Dios nos eligió para que seamos su niña modelo en la tierra. Así como se hacen sacrificios para ser una gran modelo, del mismo modo, se deben hacer sacrificios para conducirse bien y ser, a vista de todos, “Modelo de Dios”.  No respecto a lo físico, sino a lo Espiritual, nos pide que seamos santos como Él lo es, para que los demás vean en ti a Él mismo.

Pero ahora, sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es Santo. Pues las Escrituras dicen: “Sean Santos, porque yo soy Santo”. (NTV) 1 Pedro 1:15-16

Cuando hablamos de santidad en nuestras vidas esto incluye acciones, palabras, pensamientos, gestos, miradas y actitudes. Para alcanzar un buen nivel, debes privarte de ciertas cosas que arruinarían tu santidad; por ejemplo, decir “No” a ciertas amistades que te llevan por mal camino, dejar de frecuentar lugares que no te benefician, dejar toda ociosidad y ocupando bien el tiempo.

Por otro lado, es una obligación que leas tu biblia y ores un buen tiempo cada día, porque esos son los ejercicios del alma, no es una opción. Sólo así puedes ser de impacto a las personas que no conocen del Señor Jesús.

“Guárdame como a la niña de tus ojos; escóndeme bajo la sombra de tus alas”. Salmos 17:8

Dios te ama como la niña de sus ojos, y quiere verte como su hija modelo aquí en la tierra. Es verdad que no es fácil ser una supermodelo pero si Dios te eligió es porque sabe que lo puedes lograr. Mostrando ese carácter como hijo de Dios en ti y verás cuán lejos puedes llegar.

¡Es tiempo de levantarse y trabajar para que los demás vean a Dios en ti!

Por: Shirley Chambi