Home » Reflexiones Cristianas » ¿Das con alegría o te cuesta mucho hacerlo?

¿Das con alegría o te cuesta mucho hacerlo?

dar-336Uno de los actos más hermosos que Jesús nos enseñó fue el de compartir. La expresión, “mas bienaventurado es dar que recibir”, fue dicha por el hombre más dador que este mundo ha conocido, Jesús, quien encarnó con su ejemplo el más grande ejemplo de una vida invertida en otros. La vida y ministerio de Jesús fue un constante dar, servir y ayudar a la gente.

Cuando damos reproducimos en nuestra vida el carácter altruista y bondadoso de Dios. Dios da con generosidad; abundantemente. Su naturaleza que es amor, le demanda constantemente dar. Él necesita dar tan ciertamente como el sol necesita dar su luz mientras arde. Los cristianos, seguidores de Cristo, necesitamos reproducir el carácter liberal, desprendido, altruista, generoso y dador de nuestro maestro y modelo, Jesucristo.

Para reflexionar:

Mateo 10:42

“Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa”.

Hechos 20:35
“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”.

2 Corintios 9:13
“pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos;”