¿Cuán importante es para los estadounidenses asistir a la iglesia?

Optimized-iglesiaEE.UU. se percibe como un país muy religioso, mayormente protestante. Y si bien es cierto que esta nación fue fundada por estatutos y creencias religiosas basadas en la fe cristiana, también es cierto que cada día se va alejando más y más de la fe que la vio nacer. En siglos pasados, por ejemplo, si usted necesitaba pedir dinero prestado al banco, uno de los requisitos era que tenía que ser miembro de la iglesia. La pregunta es: ¿Cuán importante para los estadounidenses hoy día asistir a una iglesia?

En un estudio publicado a finales del mes pasado por el Grupo Barna, donde fueron encuestados 4,495 adultos de los EE.UU. , el 49 por ciento dijo que asistir a la iglesia era “algo”  “muy” importante. Sin embargo, el otro 51 por ciento dijo que o no era “demasiado” o “nada” importante para ellos.

Si se desglosa por edad, la tendencia es que mientras más joven la generación, menos es valorada la iglesia. Sólo el 20 por ciento de los  mileniales  (los de 30 años o menos), dijeron que creían que ir a la iglesia era importante. En cambio, entre los mayores de 68 años de edad, el 40 por ciento consideraba que la asistencia a la iglesia era “muy ” importante, y sólo el 24 por ciento lo consideran como “no” importante.

El estudio reveló también que mientras que en el pasado la asistencia regular a la iglesia podría haber significado cada semana, o posiblemente para algunas personas incluso varias veces a la semana, ahora muchas personas que asisten a la iglesia una vez cada cuatro o seis semanas se consideran como practicantes “regulares”. Barna señala que, en los últimos diez años, el número de estadounidenses que dicen que no han asistido a un evento de la iglesia en los últimos seis meses ha aumentado de 33 por ciento al 40 por ciento. Entre las personas entre 18 y 48 años, más de 50 por ciento no ha ido a la iglesia en los últimos seis meses.

Al tratar de explicar la causa del aparentemente creciente malestar que rodea la asistencia a la iglesia, el Grupo Barna también encuestó las razones citadas a favor y en contra de la asistencia a la iglesia. Las razones más comunes mencionadas para asistir a la iglesia por aquellos que lo consideran como “importante” son para estar más cerca de Dios, el 44 por ciento y, para aprender acerca de Dios, el 27 por ciento.

La encuesta también señaló que el 22 por ciento dicen que van a la iglesia porque la Biblia enseña compañerismo con otros cristianos, y sólo el 10 por ciento va a la iglesia en busca de la comunidad, a pesar de que un 20 por ciento de los estadounidenses se describen a sí mismos como solitarios en otro estudio de Barna Group.

Por otro lado, a pesar del fuerte deseo de la gente que viene a la iglesia para sentirse más cerca de Dios, menos del 20 por ciento de los que asisten regularmente a la iglesia se sentía más cerca de Dios, incluso sobre una base mensual. Sólo el 6 por ciento de los feligreses, dijo haber aprendido algo nuevo acerca de Dios o Jesús la última vez que asistieron a la iglesia, y el 61 por ciento dijeron que no aprendieron nada nuevo acerca de la fe en general en su más reciente visita de la iglesia.

Las razones más comunes para no asistir a la iglesia dada por todas las edades eran:

1. Encuentro a Dios en otro lugar: un punto de vista que el 40 por ciento de los encuestados.

2. La iglesia no es relevante para mí personalmente: opinión compartida por el 35 por ciento de los encuestados.

En cuanto a la generación más joven, el 35 por ciento de los mileniales dijo que la irrelevancia de las iglesias, la hipocresía y los fracasos morales de sus líderes les habían llevado a dejar de asistir.

Un 20 por ciento de los mileniales dijo sentir que Dios no estaba presente en la iglesia, y el 10 por ciento se describieron como frustrados por la forma en que sentía que las dudas y preguntas legítimas fueron suprimidas por la iglesia.