¿Cómo Estudiar la Biblia? 3 Aspectos Importantes a Considerar

 

La Biblia es el libro más leído de todos los tiempos. Su valor e importancia se deben a que en ella se encuentra escrita la Palabra de Dios. En sus páginas se han inspirado muchos gobernantes, hombres de Estado, conquistadores, capitanes de ejércitos, así como filósofos y grandes pensadores. De la misma forma, la Biblia ha sido objeto de grandes ataques, por parte de aquellos que conocen su poderosa influencia. Debido a esta influencia e importancia, la Biblia debe ser estudiada con mucha diligencia y meticulosidad para así evitar malas interpretaciones. Por tal razón nos preguntamos, ¿Cómo estudiar la Biblia? ¿Qué aspectos debo considerar para estudiar la Biblia eficazmente?

¿CÓMO ESTUDIAR LA BIBLIA? 3 ASPECTOS A CONSIDERAR

Para saber cómo estudiar la biblia eficazmente, es importante considerar aspectos como los recursos y material de estudio, la preparación espiritual y las estrategias metodológicas. Estos tres aspectos en conjunto permitirán realizar un estudio completo y bien dirigido de las Sagradas Escrituras. Todo estudiante de la Biblia debe entender la responsabilidad que tiene de interpretar correctamente las Escrituras, por lo que estos aspectos son vitalmente necesarios.

Es cierto que siempre habrá quien cuestione la utilización de recursos de estudio y la aplicación de estrategias metodológicas para estudiar la biblia. Sin embargo, el buen estudiante de la Biblia sabe que, aunque la preparación espiritual es importante, también lo son las estrategias para su total comprensión. Esto se debe a que la Biblia no es un libro común, y que debe ser estudiado conociendo el contexto en el cual fue escrito. ¿Qué recursos son necesarios para un buen estudio de la biblia?

PRIMERO: RECURSOS NECESARIOS PARA ESTUDIAR LA BIBLIA

Entre los recursos y/o materiales necesarios para realizar un buen estudio de la Biblia se encuentran los siguientes:

  • El estudiante debe poseer una Biblia en óptimas condiciones. Esto significa que la Biblia debe tener las páginas completas, estar bien encuadernada, y con el tamaño de las letras que permitan una cómoda lectura.
  • Debe tener al menos dos versiones de la Biblia. Esto le permitirá comparar las versiones una con otra, a fin de comprender mejor el contenido escrito. Es recomendable que una de las versiones sea de lenguaje formal y la otra de lenguaje moderno.
  • Es necesario tener una buena Concordancia de la Biblia. Esto permitirá al estudiante encontrar palabras puntuales, de forma más rápida y concisa a lo largo y ancho de la biblia.
  • Debe poseer un cuaderno en buen estado. Esto es para realizar apuntes o notas acerca del tema que esté estudiando, facilitando al estudiante poder recordar las ideas del tema en cuestión.
  • Existen otros recursos bibliográficos que permitirán realizar un estudio más exhaustivo de las Escrituras. Entre ellos tenemos: Diccionarios Bíblicos, Diccionario de Texto Hebreo y Griego, Atlas Bíblicos, Comentarios de Exegesis Bíblica, Biblias de Estudio.
  • Hacer uso de los recursos digitales o electrónicos. En la actualidad se pueden descargar aplicaciones en los dispositivos móviles, que contienen diversas versiones de la Biblia y concordancias, así como cuaderno de notas. Estas herramientas permiten facilitar el estudio de la Biblia de forma más rápida y cómoda. Sin embargo, se sugiere tomar los recursos digitales como una fuente de apoyo, sin dejar a un lado los recursos manuales.
SEGUNDO: ¿CUÁL ES LA PREPARACIÓN ESPIRITUAL PARA ESTUDIAR LA BIBLIA?

Si bien es cierto que toda persona puede leer la Biblia cuando desee, también es cierto que la preparación espiritual le ayudará a hacerlo eficazmente. La Biblia es la Palabra de Dios, por lo tanto se necesita la mente de Dios para poder comprenderla (1ªCor.2:16). Para ello el estudiante de la biblia debe hacer lo siguiente:

  • Debe estar totalmente seguro de que la Biblia contiene la Palabra de Dios. En otras palabras, debe estar convencido que la Escritura es inspirada por Dios (2ªTim.3:16). Esto le ayudará a someter sus argumentos en obediencia y humildad a lo que la Escritura dice (2ªCor.10:5), evitando buscar imponer sus ideas personales.
  • Es esencial que el estudiante de la Biblia haya experimentado un nuevo nacimiento (Jn.3:3-7). Esto le permitirá comprender las verdades espirituales allí escritas, ya que solo la regeneración espiritual preparará el corazón para ello (1ªCor.2:11; Tit.3:5). Recordemos al eunuco etíope el cual no comprendía lo que leía, hasta que creyó al mensaje del evangelio anunciado por Felipe (Hch.8:26-40).
  • El estudiante de la biblia debe orar para que Dios le provea sabiduría, discernimiento y revelación (Ef.1:17-18; Stg.1:5). Solo Dios puede abrirle el entendimiento, para ayudarle a comprender las verdades y principios espirituales allí expuestos.
  • Cada estudiante de la Biblia debe tener un profundo deseo por escudriñar las Escrituras (Pr.25:2). Dios mira la pasión verdadera que hay en el corazón de una persona por conocer sus verdades y mandamientos. El amor por conocer la Palabra de Dios abre las puertas para que experimentar grandes revelaciones de parte de Dios (Sal.119:47,48,127).
TERCERO: ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS PARA ESTUDIAR LA BIBLIA

Al hablar de estrategias metodológicas, nos estamos refiriendo al método o forma más adecuada para estudiar la Biblia. La implementación de un correcto método de estudio, permitirá interpretar las Escrituras desde una perspectiva real, a fin de evitar al máximo el idealismo subjetivo. Para estudiar mejor la Biblia se recomienda hacer lo siguiente:

* MÉTODO LITERAL / GRAMÁTICO / HISTÓRICO / CONTEXTUAL

Debemos utilizar el método de interpretación literal-gramático-histórico-contextual para una mejor comprensión de las Escrituras. Este método se puede aplicar de la siguiente forma:

Literal: El estudiante de la Biblia debe preguntarse qué es lo que inicialmente dice el texto o escritura que está leyendo. ¿Cómo lo entiende? ¿Qué significado tiene para él lo que está leyendo? Sin embargo, no siempre se puede entender literalmente lo que se está leyendo, por lo que es importante seguir con el siguiente paso.
Gramático: Esto se trata de conocer como están estructuradas las palabras que se encuentran en la escritura a estudiar. Es importante conocer los tiempos verbales, si el lenguaje es literal o figurado, así como conocer la raíz y significado de las palabras allí expresadas. También es importante respetar los signos de puntuación, a fin de poder comprender la esencia gramatical del texto.
Histórico: Esto significa conocer qué período de la historia se estaba viviendo cuando se dijo, vivió o escribió lo que se halla en el texto. También se debe conocer quien lo escribió y a quien iba dirigido, así como cuales fueron las razones de hacerlo. Esto permitirá ubicar al estudiante en el tiempo y espacio, a fin de comprender el pensamiento de las personas en esa etapa de la historia.
Contextual: Finalmente es importante conocer aspectos geográficos, culturales, sociales, económicos y políticos que se estaban viviendo en esa época histórica que envuelve al texto estudiado. Esto lo podemos conocer de la siguiente manera:
  • Contexto Geográfico: Lugar, región, país o nación, ciudad o pueblo en donde se escribió o vivió lo acontecido en el texto.
  • Contexto Cultural: Pensamiento o filosofía de vida de la gente de ese lugar. Cuáles eran sus creencias, costumbres, pensamientos, religión, etc. ¿Qué imperio impuso su cultura en esa época?
  • Contexto Social: Como estaban distribuidas las personas de acuerdo a su estatus. ¿Quiénes eran ricos y pobres? ¿Cuáles eran las clases sociales en ese tiempo?
  • Contexto económico: ¿Cómo funcionaba la economía en ese tiempo? ¿De que vivían las personas? ¿Agricultura, ganadería, comercio, minería?
  • Contexto político: ¿Qué imperio gobernaba en ese momento? ¿Quién gobernaba en ese lugar? ¿Qué tipo de gobierno era? ¿Monarquía, rey vasallo, gobernador? ¿Cómo estaba estructurado el sistema de gobierno? ¿Cuáles eran las relaciones con los pueblos o naciones vecinas?
 CONCLUSIÓN

En definitiva, estudiar la Biblia es algo interesante que va más allá de una simple lectura esporádica. La forma en como estudiamos la biblia nos ayudará a poder darle una mejor interpretación y explicación al texto bíblico. Consideramos que el contenido expuesto responderá a tu pregunta ¿cómo estudiar la Biblia?. Por lo tanto te recomendamos aplicar cada uno de los aspectos aquí escritos, ya que te ayudarán a realizar un estudio bíblico eficaz.

Recuerda que como estudiantes de la Biblia siempre necesitaremos estar en constante comunión con Aquel quien es el verdadero Autor de la Biblia. Es un honor poder tener en nuestras manos la mente de Dios escrita a la humanidad, por lo tanto debemos hacerlo con reverencia y humildad. Siempre estaremos aprendiendo, ya que la Biblia es una fuente inagotable de palabras de aliento, esperanza y transformación para todos nosotros.

Dios te bendiga!

 

Por Alexander Guerrero

 

 

 

 

Lee también  # 018 ¿Qué es la Biblia y por qué muchas personas tienen dificultad para entenderla?

Deja un comentario