Inicio Reflexiones Cristianas Cada creyente tiene un papel importante en el cuerpo de Cristo

Cada creyente tiene un papel importante en el cuerpo de Cristo

viernes 18 de enero de 2013 – 07:47 a.m. 289

Se cuenta la historia de un director de orquesta que estaba ensayando con sus músicos. El órgano desplegaba una melodía hermosa, los tambores tronaban, las trompetas resonaban y los violines vibraban maravillosamente. Pero él notó que faltaba algo: el flautín. El músico se había distraído y esperaba que no se hubiera notado la ausencia de su instrumento. Entonces, el director le recordó: «Todos somos necesarios».




En esencia, este fue el mensaje que Pablo les comunicó a los creyentes de Corinto en su primera carta (12:4-7). Cada creyente tiene un papel importante en el cuerpo de Cristo. El apóstol enumeró una serie de dones del Espíritu y comparó su uso con el funcionamiento de las diversas partes del cuerpo humano, para beneficio de todo el conjunto (vv. 8-10). Los creyentes corintios tal vez tenían trasfondos culturales, dones y personalidades diferentes, pero estaban llenos del mismo Espíritu y pertenecían al cuerpo de Cristo. Pablo mencionó en forma especial las partes del organismo que eran más débiles e indecorosas, y enseñó que todos los hijos de Dios desempeñan un papel necesario e importante. Ninguna parte es más indispensable que otra.




Recuerda, Jesucristo te ha concedido una función significativa que debes llevar a cabo y utilizar para edificar a su pueblo.

LEA: 1 Corintios 12:14-26

Como miembro del cuerpo de Cristo, eres una parte necesaria.




Ministerios RBC