Home » Reflexiones Cristianas » Ateos debaten en corte sus argumentos contra la cruz del monumento al 9/11

Ateos debaten en corte sus argumentos contra la cruz del monumento al 9/11

Tomado de www.ministros.org

Optimized-WTCcross2El Segundo Tribunal de Circuito de Apelaciones escuchó recientemente argumentos a favor y en contra de una viga en forma de cruz colocada en el museo del 9/11 en la ciudad de Nueva York. La cruz forma parte de los escombros del ataque perpetuado el 11 de septiembre de 2001 contra el World Trade Center.

La presencia de la cruz ha sido objeto de protestas por parte del grupo de ateos estadounidenses quienes en el 2011 presentaron una demanda en contra de la presencia de ésta, afirmando que ha causado que los individuos sufran de “depresión, dolores de cabeza, ansiedad y sufrimientos morales”, e incluso una indigestión. Se había presentado una demanda contra numerosas partes responsables, incluida la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, la Fundación Memorial World Trade Center y el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg.

“Este santuario es una cruz. Se levantó, recortó y pulió; la palabra “Jesús” fue tallada en la parte superior de la misma, se oró ante ella en una iglesia durante cinco años, y luego se instaló en el memorial del WTC sin previo aviso por un sacerdote en un servicio religioso, en la tierra que fue consagrada”, afirmó David Silverman, el presidente de la organización atea. “Se trata de un santuario cristiano que trabaja en el memorial, y luego tuvieron el descaro de decir que no es de naturaleza religiosa, que representa a todo el mundo. Eso no es cierto. No representa a judíos, musulmanes, mormones o ateos, y todos ellos tuvieron muertes el 9/ 11″. También afirmó que la cruz era problemática, ya que estaba estacionada en terreno público.

En marzo del año pasado, la juez del Tribunal de Distrito de EE.UU. Deborah Batts, nombrada por Bill Clinton, rechazó los argumentos de los ateos estadounidenses en cuanto a su planteamiento de que “el gobierno consagró la cruz excluyendo a los no cristianos de ser reconocidos en la tragedia”. Ella rechazó la demanda del grupo, afirmando que la cruz sirvió como un “propósito histórico y secular”.

“Ningún observador razonable podría ver el artefacto como un respaldo a la cristiandad”, escribió Batts. ” [Los conservadores de museos] no han avanzado de manera inadmisible la religión, y la cruz no crea enredo excesivo entre el Estado y la religión”, aseguró.

La organización recurrió entonces ante el Segundo Tribunal de Circuito de Apelaciones, la cual escuchó los argumentos el jueves por ambos lados. Según el Washington Post, el abogado Edwin Kagin dijo al panel de tres jueces que la cruz debe ser retirada del museo, pero también propuso que se permita una placa en el museo con una inscripción, señalando que “allí también murieron ateos”. “[La cruz] viola la Primera Enmienda porque los ateos no están representados por igual”, dijo Kagin.

El presidente del museo Joseph Daniels, quien apoya la inclusión de la cruz, dijo que eliminarla equivaldría a borrar parte de la historia de la nación. “Para tener un pedazo de la historia que proporcionó alguna espiritualidad, un poco de fe, un respiro en medio de todo esto, si no la tuviéramos realmente no estaríamos contando la historia como pasó”, dijo a los periodistas.

Eric Baxter del Fund for Religious Liberty está de acuerdo y escribió en un reciente artículo en el New York Post que “la separación de iglesia y estado es una cosa, y la separación de la religión y la historia es otra muy distinta”.

“Lo absurdo es evidente. No estamos heridos, pero enriquecidos, recordando la historia como lo que realmente sucedió, con religión y todo”, dijo. “El Segundo Circuito sería sabio no solamente al no encontrar ninguna violación de la Cláusula de Establecimiento, sino en primer lugar, no encontrando derecho a demandar en este caso”.

Tomado de www.ministros.org