Nada más que la verdad

La verdad: Representación de la honestidad, transparencia y valor; porque, acaso mentir no es ¿acto de cobardía?  Abraham sintió temor de hablar verdad, cuando habito como forastero en Gerar, porque pensó que tal vez no había temor de Dios en ese lugar, y lo matarían por causa de su mujer; por tal motivo dijo que era su hermana, y sí! lo era, por parte de su padre, pero  oculto su relación como esposa (verdad a medias, ¿mentira piadosa?).
Por  poco recibe castigo de parte de Dios el rey Abimelec, quien quiso tomar a Sara. (Génesis cap. 20); esto significa que ocultar la verdad con una mentira por pequeña que parezca tendrá consecuencias.


Dios  ama la verdad (salmos 51:6). Ser verdadero en todo creará un ambiente de fiabilidad, agradable a Dios y a los hombres, (Zacarías 8:16). En la Biblia Dios  habla con veracidad y certidumbre, (Romanos 3:4).


Dios  abomina la mentira (Salmos 5:6) es conveniente pues, alejarse de ella (Éxodo 23:7).


La disposición que haya en el hombre para agradar a Dios y llenarse de su presencia será la ayuda eficaz para practicar y hablar verdad. ¡La verdad es  la luz, que una vez que alumbra, todo se hace manifiesto y no hay mentira que permanezca!


Enviado por Ruby Salazar Hurtado



Los comentarios están cerrados.