El Samurai

El Samurai es un guerrero del antiguo Japón. Eran personas muy respetables y admirables, tanto por su habilidad con la espada; así como su manera de vivir.


El maestro Nakano Jinemon acostumbraba a decir: “Un hombre que sólo sirve a su Señor, si es tratado con bondad no es un Samurai. El que lo sirve cuando es duro e irracional, éste es un Samurai. Debéis impregnaros de este principio.”


Continuar leyendo “El Samurai”

Los comentarios están cerrados.

El Samurai

El Samurai es un guerrero del antiguo Japón. Eran personas muy respetables y admirables, tanto por su habilidad con la espada; así como su manera de vivir.


El maestro Nakano Jinemon acostumbraba a decir: “Un hombre que sólo sirve a su Señor, si es tratado con bondad no es un Samurai. El que lo sirve cuando es duro e irracional, éste es un Samurai. Debéis impregnaros de este principio.”


Que interesante!! – Dijo Juan. – Tiene razón!! Ese maestro samurai., está muy bueno este pensamiento – añadió muy entusiasmado.-


A lo que Luis le contestó eso mismo dijo Jesús.


Si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Pues también los malos aman a los que les aman. Si hacéis bien a los que os lo hacen a vosotros, ¿qué mérito tenéis? ¡También los malos hacen otro tanto! Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? También los malos prestan a los malos para recibir lo correspondiente.


Más bien, amad a vuestros enemigos; haced el bien, y prestad sin esperar nada a cambio; y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo, porque él es bueno con los ingratos y los perversos
Lucas 6:32-35


Y Juan con cara triste respondió: “Que aburrido es ese Jesús”.


La mayoría de nosotros tenemos prejuicio con respecto a Jesús El Cristo, y estoy seguro que bastante culpa tenemos “los cristianos” debido a que hemos juzgado a todo mundo.
Le ofrezco una sincera disculpa por parte de la comunidad de fe, cometemos errores y criticar fue uno muy grave. Pero desafortunadamente nuestros actos, dañaron la imagen de Dios.
Dios no tiene la culpa, espero puedan entender nuestro mal proceder, y nos puedan perdonar. Y de ese modo desechar los prejuicios que tiene de Dios.


Nuestra intención es que conozcan a Dios, ese Dios amoroso, que ha cambiado nuestra vida. Y estamos seguros, puede cambiar la tuya para que estés mejor que nunca.


Enviado por Alejandro Cunillé



Los comentarios están cerrados.