Con cadena y todo.

cadenaUn hombre en una reunión dijo que quería venir  a Jesús, pero no podía porque estaba amarrado.


Un escocés a su lado le dijo: “Muy bien, hombre, pero ¿por qué no viene con cadena y todo?


El hombre exclamó: “Vaya, no se me había ocurrido” y vino.


Venga usted así también, pecador amarrado.


Tomado Revista Fuego de Pentecostés, Año 1932



Los comentarios están cerrados.

Con cadena y todo.

cadenaUn hombre en una reunión dijo que quería venir  a Jesús, pero no podía porque estaba amarrado.


Un escocés a su lado le dijo: “Muy bien, hombre, pero ¿por qué no viene con cadena y todo?


El hombre exclamó: “Vaya, no se me había ocurrido” y vino.


Venga usted así también, pecador amarrado.


Continuar leyendo “Con cadena y todo.”

Los comentarios están cerrados.