Amor en cajita de leche.

Dos hermanitos en puros harapos, uno de cinco años y el otro de diez, iban pidiendo un poco de comida por las casas de la calle que rodea la colina. Estaban hambrientos: “vaya a trabajar y no molesten”, se oía detrás de la puerta; “aquí no hay nada, pordiosero…”, decía otro…Las múltiples tentativas frustradas entristecían a los niños…


Por fin, una señora muy atenta les dijo: “Voy a ver si tengo algo para ustedes…


Continuar leyendo “Amor en cajita de leche.”

Los comentarios están cerrados.

Amor en cajita de leche.

Dos hermanitos en puros harapos, uno de cinco años y el otro de diez, iban pidiendo un poco de comida por las casas de la calle que rodea la colina. Estaban hambrientos: “vaya a trabajar y no molesten”, se oía detrás de la puerta; “aquí no hay nada, pordiosero…”, decía otro…Las múltiples tentativas frustradas entristecían a los niños…


Por fin, una señora muy atenta les dijo: “Voy a ver si tengo algo para ustedes…


Continuar leyendo “Amor en cajita de leche.”

Los comentarios están cerrados.