Mensaje de fe

feA pesar de que a veces parezca que no es posible realizar sus sueños, uno tiene que superar esos sentimientos. Comprenda, Dios nunca va a poner un sueño adentro suyo sin primero prepararle con todo lo que necesita para realizarlo. Si siente que no tiene la sabiduría, el talento, la habilidad, o los recursos necesarios, simplemente acuérdese de lo que dijo el Señor Jesús: Si puedes creer verás la gloria de Dios (Juan 11:40), Tened fe en Dios (Mr 11:22), y Al que cree todo le es posible.

Algunas personas pierden las cosas grandiosas que Dios quiere hacer para ellas y a través de ellas porque están resignadas y no han usado la fe. En el Antiguo Testamento, cuando Dios le pide a Moisés que confronte al faraón y le ordena que libere al pueblo que estaba viviendo en la esclavitud, Moisés dijo: “Dios, no puedo hacer eso, yo tartamudeo y no soy bueno para hablar”.

Me encanta como Dios contestó las excusas de Moisés, Dios preguntó: “Moisés, ¿Quién hizo tu lengua? ¿Quién hizo tu voz?” Con estas preguntas, Dios le estaba recordando a su siervo: “Moisés, ya he puesto en ti exactamente lo que necesitas. Ahora, saca lo que te he dado, y úsalo para el bien de tu familia, amigos, y el tuyo”. No deje que el tamaño de su sueño o la grandiosidad del llamado de Dios en su vida lo intimide.

Es más, no deje que personas o pensamientos negativos le impidan de seguir hacia delante. Cuando la gente intentó desanimar al apóstol Pablo, tratando de convencerlo de dejar sus sueños, él respondió: “¿Y qué si ellos no creen? ¿Causará su incredulidad que la promesa de Dios no tenga efecto en mi vida?” Pablo estaba diciendo: “Si otras personas no quieren creer en Dios para lograr cosas mejores, eso es un problema de ellos; pero no me van a impedir que yo crea”. Esa es la actitud que también necesitamos tener.

¿Y que si la gente dice que no puedo tener éxito? ¿Y qué si alguien trata de derribarme; y qué si una persona no cree? Yo no voy a permitir que sus acciones o comentarios me hagan abandonar los sueños que Dios me ha dado. No voy a permitir que la incredulidad de otros influya en mi fe.

Fuente: Ebi Mexico

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail