¿Cuál es el significado de la cruz?

Compartido

LA BRUTALIDAD DE LA CRUZ

Aunque el símbolo de la cruz aparece en mucha de la historia pagana anterior a Jesús, la cruz de la crucifixión tiene un significado histórico debido al hecho de que la crucifixión fue un método real e histórico de ejecución. Como instrumento de muerte, la cruz era detestada por los judíos, así que se convirtió en un obstáculo para ellos al considerar a Jesús. ¿Cómo podría el Mesías ser ejecutado en una cruz? Después de todo, el imperio griego y romano ejecutaron a miles de criminales y cautivos de esta manera (Alejandro Magno ejecutó a dos mil prisioneros de Tiro de esta forma, después de la caída de la ciudad). Esta forma de castigo usualmente estaba reservada para crímenes tales como traición, deserción, robo, piratería, asesinato y otros crímenes similares. Continuó en el imperio romano hasta los días de Constantino, cuando fue abolida por ser un insulto para el cristianismo. ¿Cómo pudo Dios permitir que este tipo de muerte horrenda le ocurriera a su Hijo unigénito? ¿Por qué tuvo que morir Jesús en la cruz? ¿Qué hizo para merecer esta clase de muerte? Bueno, veamos la Biblia y sigamos el rastro que nos lleve a la verdad.

LA CRUZ (NOS RECONCILIA) PAGA NUESTRA DEUDA

La Biblia reconoce la verdad de que todo pecado debe ser castigado. Después de todo Dios es justo; y la justicia demanda que los errores sean castigados. Sabes que eso es verdad aún para nosotros que vivimos en este mundo. Debemos obedecer las leyes o ser castigados. Y Dios ha establecido mandamientos (leyes) santos que deben ser obedecidos. Así que no debe sorprenderte que Dios requiera esta justicia de nosotros. La Biblia también nos dice que jamás podremos pagar por nosotros mismos el precio por nuestros pecados. El castigo por nuestros pecados es la muerte; así que la cruz es el lugar donde Jesús pagó el precio por nosotros, y al hacerlo, él nos reconcilió con Dios:

Efesios 2:14-16 (NVI)

“Porque Cristo es nuestra paz: de los dos pueblos ha hecho uno solo, derribando mediante su sacrificio el muro de enemistad que nos separaba, pues anuló la ley con sus mandamientos y requisitos. Esto lo hizo para crear en sí mismo de los dos pueblos una nueva humanidad al hacer la paz, para reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo mediante la cruz, por la que dio muerte a la enemistad.”

LA CRUZ ES DONDE DIOS REALIZÓ TODA LA OBRA

Si nosotros pudiéramos pagar nuestro propio castigo, eventualmente llegaríamos a sentirnos orgullosos, fanfarroneando y confiando en nuestra propia capacidad para vivir nuestras vidas independientemente de Dios. Tal vez eso es por lo que Dios efectuó aquí la obra completa. Al final, su esfuerzo para salvarnos es algo de lo que jamás podremos jactarnos, y Dios lo quiere así. Tal vez porque él sabe que terminaríamos adorando cualquier cosa de la que nos enorgulleciéramos. Dios quiere ser el único objeto de nuestra adoración, por lo que su obra en la cruz es el punto central de nuestra fe:

Gálatas 6:12-15 (NVI)

“Los que tratan de obligarlos a ustedes a circuncidarse lo hacen únicamente para dar una buena impresión y evitar ser perseguidos por causa de la cruz de Cristo. Ni siquiera esos que están circuncidados obedecen la ley; lo que pasa es que quieren obligarlos a circuncidarse para luego jactarse de la señal que ustedes llevarían en el cuerpo. En cuanto a mí, jamás se me ocurra jactarme de otra cosa sino de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo. Para nada cuenta estar o no estar circuncidados; lo que importa es ser parte de una nueva creación.”

LA CRUZ DEMUESTRA EL PODER DE DIOS PARA SALVARNOS

Al final, la cruz es la demostración definitiva del poder de Dios. Después de todo, nosotros jamás podríamos haber logrado nuestra propia salvación. Pero la cruz puede ser confusa para mucha gente a nuestro alrededor, quienes aún quieren vivir apartados de Dios. Para algunos de nuestros amigos, la idea de un Dios que muriera en una cruz por nosotros, es sencillamente una locura. No tiene sentido desde la perspectiva mundana. Pero eso no debe sorprendernos. Las Escrituras nos dicen que Dios nos ama de tal forma, está más allá de nuestra comprensión. Esa clase de amor parece irracional y absurda para aquellos que verdaderamente quieren salvarse a sí mismos:

1 Corintios 1:17-18 (NVI)

“Pues Cristo no me envió a bautizar sino a predicar el evangelio, y eso sin discursos de sabiduría humana, para que la cruz de Cristo no perdiera su eficacia. Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios.”

ALGUNOS NI SIQUIERA RECONOCEN LA CRUZ

Tal vez esa sea la razón por la que los no creyentes a veces piensan que estamos locos. Tal vez eso sea por lo que la gente que quiere tratar de alcanzar el cielo por sí misma, generalmente no lleva cruces alrededor de su cuello (los mormones ni siquiera colocan una cruz en su lugar de adoración). La cruz es un símbolo del poder de Dios, de la obra que él logró para salvarnos. Es el centro de nuestro orgullo y el símbolo de nuestra salvación.

Fuente: Obrero Fiel

Comenta esta Reflexion Cristiana: