La tienda del cielo.

Estaba haciendo las compras de Navidad, cuando vi un letrero que decía: “La tienda del cielo”.
Me causó curiosidad y me acerqué, la puerta se abrió lentamente y cuando me di cuenta, ya estaba adentro. Vi muchos ángeles parados en todas partes, uno de ellos me entregó una canasta y me dijo: “Ten, compra con cuidado todo lo que necesitas y lo que no puedas ahora, te lo llevarás después, eso sí, sólo puedes comprar cosas para ti”.


Comencé a caminar por esa enorme y bella tienda y lo primero que compré fue PACIENCIA. EL AMOR estaba en la misma fila y más abajo en el mismo pasillo encontré COMPRENSIÓN. Pues eso se necesita muy seguido.


Encontré EL TRIUNFO al lado de PERSEVERANCIA y no dudé en tomar 2 kilos de cada uno. LA HUMILDAD estaba en la parte de arriba del estante y eché una caja en mi cesta, pues la podría necesitar después de utilizar EL TRIUNFO.


También compré 2 bolsas de FE, que venía junto con ORACIÓN. Mas adelante encontré el empaque del PERDÓN bellamente diseñado y eché en mi canasta 2 cajas, al doblar el pasillo me paré a comprar FUERZA y CORAJE, para utilizarlo sin duda en la carrera de la vida.


En el mismo pasillo vi LA SERENIDAD, EL VALOR y LA SABIDURÍA, los 3 por el precio de uno y tenía estas instrucciones: Utilizar la SERENIDAD para aceptar las cosas que no se pueden cambiar, VALOR para cambiar aquellas que se pueden, y LA SABIDURÍA para distinguir la diferencia. LA PAZ y LA FELICIDAD, las daban gratis con la compra de los demás artículos.


Llegué a la caja y también me atendió un ángel y le pregunté: “Cuánto debo?”, él me sonrió y contestó, “lleva tu cesta a donde quiera que vayas”, de nuevo le contesté, “si, pero cuánto debo?”, él otra vez me sonrió y me respondió:


“No te preocupes, JESUCRISTO pagó tu deuda hace mucho tiempo”.



facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Comenta esta Reflexion Cristiana: